Guía de Jardinería

Níspero japonés: la flor del invierno Artículo Publicado el 21.10.2014 por Carolina

El níspero japonés o Eriobotrya japonica es un árbol frutal, originario de China que se ha hecho muy popular en Europa, Argentina, Japón y Pakistán, donde se cultiva con asiduidad. Tiene tronco corto y corteza gris, copa redondeada que puede llegar a medir los diez metros de altura, aunque lo habitual es que no supere los cinco metros.

Níspero japonés 1

Una de las características físicas del níspero japonés es la apariencia de sus hojas. Estas son de forma oblonga, cortamente pecioladas y con márgenes aserrados. Su textura es coriácea y su color difiere de una parte a otra. Así, son de un tono verde oscuro en el haz, mientras que su envés está cubierto por una densa pubescencia aterciopelada que le da un aspecto blanquecino, como si estuviera cubierta de polvo.

Níspero japonés 2

A diferencia de otros árboles frutales, el níspero japonés florece durante el otoño o a comienzos del invierno, y sus frutos maduran a finales de esa misma estación o a principios de la primavera. Los frutos del níspero japonés se denominan igual que el árbol y es un pomo que contienen varias semillas. Pueden ser de color amarillo, anaranjado o blanco dependiendo de la variedad de níspero que hayamos elegido. Su sabor es dulce y se asemeja al de una manzana aunque un tanto más ácido.

Níspero japonés 3

El cultivo del níspero es muy sencillo por lo que podemos adentrarnos en la jardinería incluyéndolo en nuestros jardines. Para ello deberemos tener en cuenta, además de cuanto se ha señalado, lo siguiente:

  • Sus raíces están muy cerca de la superficie por lo que debemos protegerlo de los vientos fuertes.
  • Es una especie que prefiere el clima suave, y aunque resiste bien las bajas temperaturas, las heladas merman la producción de fruto ya que, como se ha destacado, sucede durante el invierno.
  • Debemos protegerlo de los goles de sol.
  • Requiere suelos con un buen drenaje y un ph intermedio.
  • No tolera los suelos salinos.
  • El níspero se reproduce por semillas, aunque las plantas resultantes se emplean solo como portadores de injertos. Las semillas deben sembrarse justo después de extraer la pulpa del fruto, ya que se vuelven yermas con mucha facilidad.
  • Por lo general, este tipo de níspero está bien hidratado con el agua de la lluvia. Pero, si observamos que el suelo de alrededor se seca o las precipitaciones no han sido frecuentes durante el invierno, debemos regarlo de manera adicional. Esto es especialmente importante en tiempos de floración y engorde del fruto.
  • Requiere abonos frecuentes del suelo en que se encuentra. Debemos aportarle, sobre todo, fósforo y potasio.

Aunque el uso como frutal del níspero japonés está muy extendido, es muy frecuente hallarlo como árbol ornamental en espacios públicos. Esto ocurre, sobre todo en los Estados Unidos, México e Israel.
Este tipo de níspero no debe confundirse con el chicozapote que es también denominado níspero en Colombia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana o Venezuela.

Fotos:morguefile.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (4)

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 21.10.2014 a las 18:08

    Sus hojas son medicinales ,para problemas renales, para reumatismo, ,gota, artritis.

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 21.10.2014 a las 22:19

    Tengo en la casa de mi mama y hace mermeladas wa muy rico y de buena cosecha

  • Responder

    David ha escrito el 29.02.2016 a las 01:08

    Para lugares con clima continental, de heladas frecuentes durante el invierno, no será apropiado, no?

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share