Guía de Jardinería

Cómo cultivar una higuera en maceta Artículo Publicado el 02.06.2017 por Javi

¿Te gustan los higos? Pues síguenos y podrás conocer cómo puedes cultivar una higuera en una simple maceta o cualquier otro recipiente similar. Aunque deberás ser paciente pues la higuera no es un frutal que fructifique con rapidez, tendrás que esperar unos cuantos años a que alcance la madurez suficiente.

Por lo general se entiende que una higuera comienza a tener una producción de higos completa a partir de los 8-10 años. Aunque podrás comenzar a catar tus propios higos bastante antes, sobre los 4-6 años más o menos la higuera ya tendrá frutos, no muchos, pero suficientes para satisfacer tu ansiedad. La higuera es un árbol cien por cien mediterráneo pero como pierde la hoja en otoño y su actividad se ralentiza mucho durante el invierno puede soportar heladas importantes. Puede tolerar temperaturas de hasta -20ºC.

Las higueras se clasifican en dos grandes grupos, las llamadas higueras comunes y las bíferas o reflorecientes. Las primeras sólo producen una cosecha a finales del verano o comienzos del otoño. En cambio las bíferas tienen dos cosechas, la primera es a finales de la primavera o principio del verano y la segunda cosecha en la misma época que las higueras comunes. Los higos de la primera cosecha reciben el nombre de brevas y son más grandes que los de la segunda cosecha. Las brevas se forman sobre la madera vieja del año anterior y los higos sobre las ramas nuevas de la temporada.

Hay muchas variedades de higueras y lo más seguro es acudir a un centro de horticultura de nuestra zona para que nos aconsejen qué variedades funcionan mejor donde vivimos. De todos modos veamos algunas de las más comunes:

  • San Antonio: Es una variedad bífera con una buena producción de brevas. Está adaptada al cultivo de secano y sus frutos son de calidad.
  • Cuello de Dama Negro: Variedad bífera de producción de brevas baja y muy alta de higos. Sus higos son aptos tanto para el consumo en fresco como desecados.
  • Colar Elche: Muy valorada por sus brevas. grandes, de color negro y de forma redondeada.
  • Banane: Buena producción tanto de brevas como de higos. Frutos, grandes, jugosos y de gran calidad.
  • Brown Turkey: Higuera bífera que produce frutos de piel rojo oscuro y carne púrpura. Son muy dulces y jugosos.
  • Blanca Bétera: Produce higos de color blanco de buen tamaño y muy apropiados para el secado.

La forma más sencilla y segura de conseguir tener una higuera en nuestro patio o terraza es comprar un plantón en un vivero. La higuera se puede reproducir por acodo o por esqueje. El acodo puede ser terrestre o aéreo y es tal vez la mejor forma de propagar una higuera. También podemos intentar el esqueje aunque nos da menos garantías de éxito. Se toma un esqueje a finales del invierno o principios de la primavera de madera del año anterior. Su longitud debe ser de entre 8 y 25 cm. Clavamos el esqueje en una maceta con sustrato y la recubrimos con un plástico transparente. La mantendremos en un lugar cálido, unos 21ºC es lo ideal, y sólo regaremos cuando el sustrato esté ligeramente seco. El esqueje estará listo para su transplante en el otoño siguiente.

Los ácaros, la mosca blanca y los áfidos son las principales plagas que suelen atacar a las higueras. Durante la época de crecimiento deben recibir al menos 8 horas de sol directo. Las higueras no necesitan mucha fertilización, aplicaremos un abonado ligero al comienzo de la temporada de crecimiento con un fertilizante rico en potasio y fósforo. Así mismo cada temporada, antes de que salgan las hojas, y durante los primeros 4 años de vida cambiaremos la higuera de maceta. A partir del 4º año y cuando tenga una maceta de unos 90 cm de diámetro ya no hará falta cambiarla de maceta. Bastará con renovar el sustrato al comienzo igualmente de cada temporada y recortar sus raíces.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share