Guía de Jardinería

Como cuidar la Hardenbergia durante todo el año Artículo Publicado el 14.05.2018 por Flavia

La Hardenbergia es un pequeño género de tres especies de plantas trepadoras siempre verdes, resistentes y delgadas, originarias de Australia, donde suelen trepar a los árboles o colgar en las laderas de las colinas. Estas plantas forman una masa de hojas densas, adornadas con flores con forma guisante, púrpuras y salpicadas de amarillo, que surgen en primavera y verano.

Una de las especies más populares es la Hardenbergia violacea, un arbusto colgante que si le das la oportunidad podrá colgar de las paredes. La Hardenbergia es una planta ideal para el patio o la terraza.

Cuidado de la Hardenbergia

Plántala en primavera en una mezcla a partes iguales de mantillo de hoja, tierra con turba y arena fina. Utiliza macetas de 13 cm de diámetro y asegúrate de que los recipientes cuenten con una capa de trozos de tiesto en la base. Después cambia de maceta cada año a un recipiente más grande hasta establecerla en uno definitivo de 38 cm de ancho. A partir de ese momento, retira la capa superficial del compost en primavera y sustitúyela con compost nuevo.

Luego de plantar la Hardenbergia tendrás que regar el compost para que se asiente alrededor de las raíces y, después, regar solamente para que el compost se mantenga húmedo. Ubica la planta en un sitio con buena luz y contra una pared cálida. A partir del momento en el que se formen las flores y hasta que se marchiten, abona con un fertilizante líquido débil.

La especie Hardenbergia comptoniana es la única especie que precisa sostén, ya que puede llegar a alcanzar los 3 metros. Ata los brotes a un enrejado firme.

Si tienes a la Hardenbergia en un sitio protegido, puede dejarla en el exterior durante el otoño e invierno, pero cuida que el compost no se sature de agua. Cuando finalice el invierno, poda la planta para dejarla compacta.

Como propagar la Hardenbergia

En primavera, toma esquejes de los brotes nuevos de 10 cm de largo y retira las hojas inferiores. Insértalos a 5 cm de profundidad en macetas de 8 cm de diámetro que contengan una mezcla a partes iguales de arena fina y turba. No te olvides de agregarle material de drenaje a la maceta.

Coloca en un propagador a 10 °C o envuélvela en una bolsa plástica y ubícala en un alféizar soleado hasta que aparezcan las raíces. Tres o cuatro semanas más tarde, cuando los esquejes estén bien establecidos, tendrás que plantarlos en macetas individuales de 8 cm de diámetro y colocarlos en una posición protegida hasta la próxima primavera.

También puedes sembrar semillas de Hardenbergia en primavera a 3 mm de profundidad en un compost semillero. Coloca las semillas dentro de una bolsa plástica en un alféizar cálido pero protegido. En tres semanas germinará.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share