Guía de Jardinería

Por qué las plantas necesitan un descanso invernal Artículo Publicado el 15.05.2018 por Flavia

Para muchas plantas la llegada del invierno significa un periodo de descanso. Como la cantidad de luz natural se reduce y los días se acortan, muchas frenan su crecimiento, ya sea solo en parte o por completo. Por tanto, el cuidado de las plantas durante este periodo es crucial, y lo más importante es evitar los cambios bruscos de temperatura y el exceso de agua. Durante este período son muy sensibles a pesar de contar con una escasa actividad.

Si obligas a una planta tropical a crecer durante el periodo invernal, probablemente sufra y pierda vigor. Por tanto, en vez de forzar a las plantas a crecer activamente durante este periodo, ayúdalas a descansar. El crecimiento reduce hasta que las condiciones climáticas vuelvan a ser favorables para su desarrollo.

Cuando hablamos de descanso, nos referimos a la restricción en el riego, el descenso de la temperatura y el cese del abono. Aunque muchas plantas permanecen en estado latente durante esta época del año, algunas de ellas continúan necesitando agua, aunque en una cantidad inferior. Las plantas siempre verdes deben seguir regándose moderadamente mientras que las que pierden sus hojas, solamente precisan el agua suficiente como para que el compost se mantenga húmedo.

Ventajas del descanso invernal

Los cactus y las plantas suculentas poseen un periodo de descanso pronunciado durante el cual el riego tiene que suprimirse casi por completo. Riégalos solamente cuando la superficie del compost esté seco; con que sea una vez al mes será más que suficiente para el invierno.

Si los mantienes bastante secos desde el otoño hasta la primavera, tenderán a producir más flores. Riégalos solo un par de veces en todo el invierno para evitar la deshidratación total.

Con la llegada de los días más largos y el aumento de la luz natural, el riego tendrá que reanudarse. Si le niegas a los cactus su periodo de descanso, florecerán menos.

Otra ventaja del periodo descanso para las plantas es que no están forzadas a producir un follaje débil y poco saludable, propenso a enfermedades. El follaje que se desarrolla durante el descanso invernal es muy sensible a las bajas temperaturas y a los cambios bruscos, por lo que es importante que la planta se mantenga en condiciones estables. Al finalizar este período, las plantas de interior notarán al aumento de la luz natural y de la temperatura, y en muy poco tiempo volverán a reanudar el crecimiento, desarrollando un follaje nuevo y, en su momento, flores.

Cuando el descanso invernal esté llegando a su fin, aumenta la cantidad de agua, teniendo aún mucho cuidado con el exceso, y reanuda el abono. También hay algunas excepciones, pues no todas las plantas precisan de este descanso, de hecho algunas de ellas crecen activamente durante este periodo.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share