Guía de Jardinería

Transforma un farolillo en una jardinera colgante Artículo Publicado el 16.10.2017 por Javi

Las modificaciones y adaptaciones de los muebles y objetos decorativos que comercializa IKEA son conocidos como “hacks” y queremos mostraros uno muy sencillo relacionado con las plantas. Consiste, simplemente, en adaptar el farolillo o linterna TOPPIG para convertirlo en una jardinera colgante donde colocar alguna de nuestras plantas favoritas.

Partiendo de esta cápsula de enrejado de alambre ideada para instalar velas acabaremos, con un poco de pintura, básicamente, en este bonita jardinera colgante. Veamos cómo.

Materiales:

  • farolillo TOPPIG
  • pintura en aerosol
  • alambre de cobre
  • papel o bloque de lija
  • cinta de pintor
  • destornillador de cabeza plana

 

Comenzaremos desmontando el asa del farolillo situada en la parte superior del mismo. Va fijado con dos remaches que debemos arrancar con el destornillador de cabeza plana. Con cuidado introduciremos la punta del destornillador entre el asa y el marco superior de la linterna y haremos palanca hasta que salte el remache. Para esta operación no nos irá mal usar unas gafas de seguridad.

Haremos lo mismo en el otro lado del asa y debe quedarnos tal que así. Algunos rasguños, como vemos, serán inevitables pero no hay problema ya que luego pintaremos la linterna.

Pasamos a la fase de lijado con el papel o la esponja de lija le daremos una buena pasada a toda la linterna. Como vamos a pintar en blanco y cobre usaremos la cinta de pintor para separar los marcos del enrejado. La idea es pintar los marcos superior e inferior con pintura efecto cobre y la rejilla en blanco.

Dejaremos secar las capas de pinturas que hayamos dado el tiempo indicado por el fabricante. Y recuerda que cuando pintas con aerosol es mejor dar varias capas ligeras que una demasiado gruesa.

Una vez seca la pintura pasaremos a usar el alambre de cobre que pasaremos sencillamente por los orificios del marco superior. Enrollamos los dos extremos del trozo de alambre y ya tenemos el colgador. También podemos usar una anilla o una S de metal o cualquier otro sistema similar para unir el alambre al gancho donde queramos colgar nuestra cesta colgante.

Ya sólo nos queda instalar nuestra planta en esta bonita jaula que le hemos preparado. Gracias a su abertura lateral podremos disfrutar de toda la belleza de la planta sin ningún problema. Espero que os guste y os animéis a realizar este sencillo ‘hack’.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    susana bosisio ha escrito el 19.10.2017 a las 04:07

    muy original

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share