Guía de Jardinería

El cultivo de la chalota Artículo Publicado el 10.11.2014 por Javi

Este bulbo es un imprescindible de la gastronomía francesa y se usa en salsas, ensaladas y sofritos. La chalota o Allium cepa var. aggregatum es prima de la cebolla, el ajo, el puerro y el cebollino. Su sabor es mucho más suave que el de la cebolla a la que tanto se asemeja.

Cultivar chalota 1

Como planta mediterránea que es precisa de suelos bien drenados y con buena exposición solar. Hay dos grandes divisiones de chalotas, blancas y rojas. Las chalotas blancas son más aromáticas pero de conservación más delicada que las rojas.

Cultivar chalota 2

Plantaremos los bulbos en posición vertical, con la parte de las raíces hacia abajo. Las plantaremos con una separación de 15-20 cm y unos 25 cm entre filas. A partir del mes de haberlas sembrado comenzarán a brotar los tallos y después irán apareciendo más bulbos alrededor del que sembramos. La chalota blanca se cultiva en otoño y en primavera las demás variedades. Al cultivar la chalota blanca en otoño habrá que tener cuenta del exceso de humedad y el frío del invierno. Será mejor cultivarla en cama elevada y realizar un buen acolchado para evitarles lo más duro del invierno.

Cultivar chalota 3

Hemos de evitar por todos los medios que el agua se encharque en el lugar donde hemos sembrado las chalotas. Regaremos sólo en caso de sequía prolongada y si vemos que florecen los tallos cortaremos las flores de inmediato o nos arruinarán la cosecha. Cosecha que realizaremos en verano y dejaremos las chalotas unos días al sol, cuatro o cinco, para que se sequen bien. Así secas nos aguantarán bien durante al menos seis meses o más siempre que las conservemos en un lugar seco y fresco.

Fotos: gerbeaud.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share