Guía de Jardinería

Descubriendo la acelga roja Artículo Publicado el 20.02.2013 por Javi

También conocida como ruibarbo acelga, es un vegetal que durante muchos años ha sido considerada como un tipo bastante raro de espinacas. Ahora se le ve como un vegetal valioso por derecho propio. Más estrechamente relacionadas con la remolacha, en lugar de espinacas, tanto sus tallos como sus hojas son valiosos en la cocina y como planta ornamental.  

La acelga roja

En los últimos tiempos gracias a la aparición de la variedad “Bali” parece que esta verdura va tomando mayor auge en las cocinas, desde luego ya ha entrado en las cocinas de los más prestigiosos cocineros. No debemos confundir la acelga roja con el ruibarbo, son dos verduras distintas.

Esta es una variedad productiva  fácil de cultivar y con una alta calidad y rendimiento, crece de forma muy uniforme. Es una planta muy vigorosa y el sabor de las hojas resulta un poco terroso y más potente que la acelga blanca. La acelga roja se ha mostrado muy resistente a las enfermedades fúngicas y parece que soporta mejor el frío que la acelga blanca. Esta acelga se puede consumir en crudo, para ensaladas, si cortamos los brotes tiernos. Cuando madura hay que someterla a cocción, bien sea hervida, frita o salteada. Las condiciones de cultivo son las mismas que la acelga blanca, tanto en cuanto a necesidades de suelo, agua, nutrientes y temperatura. Con alguna ligera variación, por supuesto. Si la plantamos a principios de primavera disfrutaremos de unas magníficas ensaladas este verano. Se siembran en el suelo con dos o tres semillas cada 35 cm más o menos. En unos sesenta y cinco días estarán listas para consumir.

Foto: rhs.org.uk


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Pingback: Bitacoras.com 20 de 02 de 2013 [..] [..]

  • Siembra en la Ciudad ha escrito el 22.02.2013 a las 02:16

    Una de las próximas especies que introduciré en mi huerto casero.

© 2016 www.guiadejardineria.com