Guía de Jardinería

Cuidados del Notocactus Artículo Publicado el 17.05.2018 por Flavia

El Notocactus es un cactus lindo y fácil de cultivar. Posee espinas de colores atractivos y flores hermosas que crecen de forma abundante. Su forma es redonda o cilíndrica, con muchísimas costillas a lo largo de todo su cuerpo; además, está cubierto de pequeñas espinas. Las flores tienen forma de embudo y aparecen de tres a cuatro alrededor de la corona en primavera-verano, y cada una de ella dura unos cuantos días.

Hay aproximadamente 40 especies, todas de origen sudamericano y son apropiadas para un sitio soleado. Continúa leyendo para conocer sus cuidados y propagación.

Como cuidar el Notocactus durante todo el año

Trasplántalo a principios de la primavera, antes de que empiece el periodo de mayor crecimiento. Usa un compost especial para cactus o prepara uno mezclando dos partes de compost y una parte de arena.

Utiliza una maceta mas grande para trasplantarlo solo cuando haya llenado la anterior de raíces. Las plantas de 10 cm o más deben extraerse de la maceta cada año para observar sus raíces; si vas a usar el mismo recipiente, retírales todo el compost de alrededor de las raíces y de las macetas y sustitúyelo por uno nuevo.

La temperatura apropiada para esta planta es la ambiental, aunque puede tolerar hasta los 27 °C sin sufrir problemas. Proporciónale un sitio soleado para que mantenga la forma e incrementa su floración. Riégala abundantemente y durante la primavera y el verano añade un fertilizante para cactus al agua todos los meses.

En otoño e invierno, la planta debe descansar; mantenla a 10 °C en el lugar más soleado posible. Con esa temperatura, no hará falta regarla durante el invierno; si la temperatura fuese más alta, agrégale un poco de agua, aunque de vez en cuando.

Como propagar el Notocactus

El método de propagación del Notocactus más apropiado es mediante semillas. Siembra las semillas en invierno-primavera. Colócalas en una bandeja con compost para semillas y mójalo bien. Distribuye las semillas sobre la superficie y cubre con arena.

Lleva la bandeja a un sitio protegido de la luz y con buena ventilación. Cuando las semillas germinen, aparecerán bolitas pequeñas de color verde; retíralas de la bandeja y llévalas a un lugar iluminado, evitando el sol directo. Deja que las plantas permanezcan un año creciendo ininterrumpidamente antes de trasplantarlas. Plántalas por separado en la siguiente primavera.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    Jose Campoy ha escrito el 21.05.2018 a las 20:36

    Un cactus magnifico. Gracias por el articul

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share