Guía de Jardinería

Cómo abonar el césped adecuadamente Artículo Publicado el 21.01.2015 por Carolina

Si queremos que el césped de nuestro jardín presente un buen aspecto, tenemos abonarlo al menos una vez al año. El abono es imprescindible para devolver al suelo el nitrógeno, el fósforo, el magnesio y el potasio que el césped necesita para su correcto desarrollo. Estos nutrientes, por lo general, se pierden tras la siega.

Abonado del césped 1

Para facilitar el abonado del césped, en el mercado existen máquinas segadoras que se denominan “recicladoras”. Estos aparatos trituran los restos que cortamos del césped y los devuelven al suelo facilitando con ello su descomposición y devolviendo así los minerales tomados. Es una manera sencilla y económica de enriquecer el suelo que se va empobreciendo. Como tiene poca lignina son restos que se descomponen con facilidad. También se pueden utilizar como abonos para otras plantas.

Abonado del césped 2

La cantidad de abono que debemos emplear viene determinada por: el tipo de suelo, la variedad de césped que hayamos plantado, el uso que se realiza de la superficie en que se encuentra y la climatología de la zona en la que encontremos. Todo ello influye en la composición del abono. Los mejores son los abonados de liberación lenta, que son los que menos contaminan la superficie y las aguas subterráneas.

De media hay que destacar que se emplean unos 12 kilos de abono por cada mil metros cuadrados de césped al año, y que su composición suele realizarse en las siguientes proporciones: 15% de fósforo, 15% de nitrógeno, 15% de potasio y 55% de otras sustancias beneficiosas para el césped y que ya vienen seleccionadas en los paquetes de abono para césped que se pueden encontrar en el mercado.

Abonado del césped 3

El abonado del césped tiene que realizarse siempre después de haberlo cortado. Hay que procurar repartir el abono de manera proporcional. Para ello existen unos carritos con los que se distribuye por toda la superficie de manera adecuada, aunque también se puede repartir a voleo.

Una vez que hayamos repartido el abono por el césped, hay que regarlo abundantemente para que sea correctamente absorbido por el suelo. Si no lo hacemos, el abono puede llegar a quemar las plantas.

Abonado del césped 4

Si no abonamos el césped desaparecerán las plantas y aparecerán los tréboles y las hierbas de hoja ancha (esto se debe a que a la tierra le falta nitrógeno). Si el césped está a la sombra es muy probable que en la superficie aparezca el musgo. En este último caso hay que tener cuidado pues el musgo puede acabar ahogando al césped.

Fotos: Pixabay.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share