Guía de Jardinería

Aechmea, una bromelia elegante que crece en interiores Artículo Publicado el 15.11.2017 por Flavia

La Aechmea forma parte de la familia de las bromeliáceas y la mayoría de las variedades son provenientes de Sudamérica y viven en los árboles y en la selva. Esta hermosa planta cuenta con rosetas grandes en forma de vasija que almacenan y encauzan el agua hasta un depósito central que siempre debe estar lleno de agua. Si quieres conocer más sobre ella, continúa leyendo.

Aechmea

Los ejemplares maduros de la Aechmea desarrollan una cabeza floral sobre un largo tallo. Estas plantas florecen solamente una vez y, después, deben tirarse.

Cuidados de la Aechmea

Planta la Aechmea cuando termine la primavera en un sustrato con base de turba al que deberás agregarle un puñado de arena. Coloca la planta en un sitio donde haya buena luz y la temperatura sea superior a los 15 °C. Riégala bien, dado que necesita mucha humedad, pero ten mucho cuidado de no encharcarla. Vacía la vasija de vez en cuando y cambia el agua que pudiera quedar estancada. Utiliza preferentemente agua de lluvia y riega la tierra cada dos semanas con un fertilizante líquido.

Mantén la tierra húmeda y la vasija llena de agua durante el invierno. Cuando termine esta temporada, la flor ya estará marchita; córtala cerca de la base con unas tijeras. Una vez que los vástagos tengan un aspecto fuerte, corta la planta madre a ras del suelo y tírala. Deja los vástagos de la Aechmea en la maceta o plántalos en otros recipientes de forma individual. Probablemente, a los 12-18 meses florecerán.

¿Cómo debo propagar a la Aechmea?

Prepara una mezcla con dos partes de turba y una parte de arena y colócala dentro de un propagador cerrado con una temperatura de 21 °C como mínimo y 27 °C como máximo. Siembra las semillas de la Aechmea en esta mezcla y mantenla húmeda y a la sombra. Cuando tengan un tamaño considerable, podrás plantarlas.

Problemas de la Aechmea

Si las hojas de la Aechmea comenzaran a perder coloración, esto podrá ser debido a un aire muy seco. Proporciónale humedad colocando la planta sobre una bandeja con agua y guijarros o canto rodado, y cuando haga calor rocía la planta a diario. Las corrientes de aire frío también pueden dañar las hojas, por lo que la temperatura no debiera descender los 13 °C. Si observas algún tipo de problemas en tu Aechmea, cámbiala a un sitio mucho más cálido.

¿Te ha sido útil esta información sobre la Aechmea? Deja tus comentarios.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share