Guía de Jardinería

Usos de las cenizas de la chimenea en el jardín Artículo Publicado el 22.03.2013 por Javi

Las cenizas de la chimenea podemos aprovecharlas para diversos usos en el jardín. Aunque sólo podremos usar cenizas procedentes de la combustión de la madera o de otros materiales de origen natural. Y que la combustión haya sido completa. No deben contener estas cenizas restos de plásticos u otros materiales tóxicos. Podemos usar algún tipo de contenedor para ir recolectando las cenizas de la chimenea a lo largo del invierno, para luego poder usarlas en todo nuestro jardín. El envase debe poder mantener las cenizas aisladas de cualquier fuente de humedad.

Usar las cenizas en el jardín 01

  1. Las cenizas son una buena barrera para frenar el ataque de caracoles y babosas. Formaremos una barrera de cenizas alrededor de cada planta sensible a los ataques de estos insidiosos visitantes del jardín.
  2. También podemos usar las cenizas como fertilizante, de ahí la precaución de utilizar madera y otros productos vegetales para hacer fuego en la chimenea, así no produciremos ningún tipo de contaminación de la tierra de nuestro jardín. Esparciremos cenizas en la base de árboles y plantas que creamos necesitan el aporte nutritivo de las cenizas. Las cenizas son ricas en minerales y oligoelementos.
  3. Para que nuestro césped luzca sano y fuerte podemos abonarlo con las cenizas. Aumentará el brillo y el color del césped, además son una buena protección contra las enfermedades fúngicas.

Que las cenizas sean beneficiosas para las plantas de nuestro jardín no quiere decir que debamos recubrir todo el jardín con ellas. En exceso, sobre todo si cubren las hojas de las plantas, pueden ser perjudiciales pues impedirán la respiración de las plantas. Por tanto usaremos las cenizas pero con precaución y sin excesos.

Foto: blog.hortik.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share