Guía de Jardinería

Lo que hay que saber sobre el cultivo del orégano Artículo Publicado el 06.07.2017 por Javi

Tener al menos una mata de orégano es muy recomendable y podemos cultivarlo tanto en el jardín como en alguna maceta. Además de por sus conocidos usos gastronómicos también es una planta con uso en la medicina tradicional. Y si nos preocupan los olores en nuestro jardín, el orégano es una planta aromática que ayudará a crear ese jardín de olores que buscamos.

El orégano, Origanum vulgare, puede confundirse en ocasiones con la mejorana, Origanum mejorana, la diferencia radica en el sabor más ligero de la última. Para cultivar orégano necesitamos un lugar bien soleado ante todo. Aunque se adapta a suelos muy diferentes prefiere los sueltos y ligeros con buen drenaje. Al sembrar el orégano es conveniente añadir una buena cantidad de materia orgánica, compost o estiércol, a la tierra. Medio kilo por metro cuadrado es una buena cantidad.

El orégano no es una planta muy exigente en cuanto a fertilización pero no le irán mal un par de abonados al año, sobre todo tras las recolecciones más importante. Usaremos para ello cualquier abono orgánico o fertilizantes de liberación lenta con una fórmula 15-15-15. Al ser una planta típicamente mediterránea está adaptada a los periodos de sequía. El riego, en consecuencia, será espaciado y evitando siempre los encharcamientos. El exceso de humedad propicia la aparición de hongos y las enfermedades fúngicas son prácticamente las únicas que pueden atacar al orégano.

La recolección a pequeña escala puede realizarse durante todo el año. La más intensa la realizaremos en verano. Cortaremos los tallos a la mitad o casi a ras del suelo para guardar. Se agrupa en manojos y se cuelga, boca abajo, en un lugar con buena ventilación y poca luz. Una vez se hayan secado los manojos se desmenuzan los tallos y se guardan en tarros, herméticos y de cristal a poder ser, en un lugar fresco y seco.

La propagación del orégano se puede hacer de tres maneras, por división, por semillas y por esquejes. La primera es obviamente la más fácil y exitosa. La realizaremos en primavera o al comienzo del otoño. Las semillas se siembran en otoño y primavera en semillero. Las semillas necesitan mucha luz y una temperatura alrededor de los 20ºC para germinar correctamente en unos 10 días más o menos. A los dos o tres meses las plántulas ya tendrán un tamaño suficiente para ser transplantadas a su lugar definitivo. Y por último también se puede multiplicar el orégano por esquejes. Para ello cortaremos tallos de unos 15 cm en primavera y los pondremos en macetas hasta que enraicen y las podamos transplantar.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (4)

  • Responder

    Manuel ha escrito el 06.07.2017 a las 20:46

    Hola. Un problema recurrente que tengo con el cultivo del orégano (y otras atomáticas) es la aparición de la "mosquita blanca". Tienen alguna recomendación para tratarla?
    Muchas gracias.
    Saludos.
    Manuel.

    • Responder

      Anónimo ha escrito el 07.08.2017 a las 01:30

      Puede usar un producto que vende Home Dipot llamado Sevin

  • Responder

    Noe512 ha escrito el 26.09.2017 a las 01:38

    Buen día, necesito ayuda, tengo un orégano de un año, estaba precioso y en maceta al sol, se riega 2 veces a 3 por semana cuando hace mucho calor. Paso el invierno y se pusieron sus hojas moradas/rosadas, estamos en primavera, están brotando nuevas plantitas alrededor pero esas ramas siguen de ese color. Que tenégo que hacer? Las corto? No veo progreso después de 3 semanas de calor.

    • Responder

      GuiaDeJardineria ha escrito el 27.09.2017 a las 16:28

      Hola Noe, Se ha puesto así por falta de agua. En primavera y verano tienes que regar todos los días. Durante el invierno menos y es normal que se seque, rebrotará en primavera.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share