Guía de Jardinería

Las hiedras decorativas Artículo Publicado el 19.09.2012 por Javi

La hiedra es una planta de la familia de las arialáceas cuyas ramas pueden superar los 15 metros de longitud. Cuando todavía son jóvenes desarrollan múltiples raíces cortas, una especie de crampones,  con las que se unen a su apoyo. Las hojas, de color verde o jaspeado de crema, son lobuladas mientras la hiedra puede correr o trepar; cuando recubre por completo a su soporte, la planta se lignifica y las hojas se redondean.

Hiedras

Esta planta tan vigorosa se adapta a cualquier tipo de suelo y situación. Igual crece en suelos pobres, secos o húmedos, como bajo sombra espesa. La excepción corresponde a las formas variegadas que precisan suelo calcáreo y mucho sol para conservar sus peculiaridades. La hiedra puede plantarse durante todo el año y sin tener que abonar la tierra ni realizarle ningún trabajo previo de acomodación.

Las hiedras se han utilizado tradicionalmente para recubrir grandes muros, árboles desnudos, postes pelados o pérgolas. Según las variedades hay que dejar un espacio entre plantas de uno a dos metros. 

Las formas variegadas son ideales para devolverle la vida a un viejo árbol. Si la vamos a fijar en una pared, que nos parece vacía y triste, hemos de asegurarnos que la misma se encuentra en perfectas condiciones. Y no permitirle nunca, alcanzar las tejas o las canaletas de desagüe.

También pueden usarse como cobertura del suelo, puede sustituir al césped en lugares difíciles por su pendiente o exceso de sombra. Las variedades de menor desarrollo pueden decorar borduras y parterres.

La hiedra joven no precisa podas, sí en cambio ser guiada para un buen asentamiento. Los ejemplares adultos sí que se podan al final del invierno o principio de primavera, no sólo para limitar su altura y espesor sino también para que renueven el follaje.

Vía: gerbeaud
Fotos: gerbeaud.com; infojardin.com ; jardiland.es


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (3)

  • Pingback: Bitacoras.com 19 de 09 de 2012 [..] [..]

  • Rosa López Burón ha escrito el 22.09.2012 a las 19:14

    Gracias a vuestras explicaciones, cada dia me aficiono más a las plantas. Tengo un invernadero chiquito, pero he plantado semilleros y cuando sale algo, me pongo loca de contento.
    Este año, le ha tocado el turno a las macetonas, y las plantas que hay en ellas, están maravillosas. Es cierto que lleva su tiempo atenderlas, pero merece la pena.
    He conseguido el naranjo y la dama de noche. Espectacular viviendo en un clima frio.

  • Rebeca Parra ha escrito el 14.06.2014 a las 03:48

    No sabía que se podían poner en el interior, muchas gracias por la información, lo pondré en práctica.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share