Guía de Jardinería

Cultivo y recolección de la manzanilla Artículo Publicado el 31.03.2017 por Javi

La manzanilla es una planta medicinal muy conocida. Es de fácil cultivo y tiene una vertiente ornamental nada despreciable gracias a su bonita floración. Con el nombre común de manzanilla nos referimos a dos plantas pertenecientes a dos géneros diferentes, ChamaemelumMatricaria.

La manzanilla romana, Chamaemelum nobile, es originaria del área mediterránea y se trata de una planta perenne. La manzanilla alemana, Matricaria recutita, es oriunda de la zona de los Balcanes desde donde se extendió al resto de Europa y desde allí a todo el mundo. Es la que suele emplearse en el cultivo a gran escala con fines comerciales. La manzanilla romana es más rústica y sólo necesitas plantarla una vez, cuando la planta se asienta irá reproduciéndose espontáneamente y no tendremos que preocuparnos por ella. La manzanilla alemana en cambio es más sensible a este respecto y suele tratarse como una planta anual.

La manzanilla, en cualquiera de sus variantes, se cultiva a pleno sol y no es muy exigente con el suelo, sobre todo la romana. El suelo suelto y bien drenado, aunque sea pobre o incluso alcalinos, es todo lo que necesita. La podemos cultivar a partir de semillas o también por esquejes. El riego debe ser moderado y la planta tolera bien la sequía. En primavera es cuando florece y cuando acaba el periodo de floración se ha de recortar la planta para que recupere fuerzas.

Desde el momento que aparecen las flores puede procederse a su recolección si queremos guardarlas. Se pueden cortar los tallos más largos si queremos hacer ramilletes aunque lo habitual es cortar sólo la cabezuela de la flor pues es lo que se usa fundamentalmente en infusiones. La recolección debe hacerse cuando las flores no tengan rocío y antes de que el sol caliente demasiado. Para secar las flores de manzanilla hay que extenderlas en una bandeja llana, la del horno por ejemplo que podemos cubrir con papel de cocina, y colocarla encima del frigorífico para que con el calor del motor de éste se vayan secando. En cosa de una semana o dos como máximo, tendremos lista la manzanilla. Para comprobar si está bien seca no hay más que coger una flor entre los dedos y ver que se deshace con facilidad. También se puede usar un deshidatador si disponemos de uno y las tendremos secas en un par de horas.

Para guardarlas lo mejor es introducir la manzanilla seca en tarros de cristal y guardarlos en un lugar fresco y oscuro. La manzanilla suele usarse en infusiones y tiene propiedades digestivas, antiespasmódicas, antiinflamatorias y tranquilizantes entre otras. Tradicionalmente también se usa en licorería y cosmética. De la manzanilla se extrae también un aceite esencial con las mismas propiedades antes indicadas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (3)

  • Responder

    José Mesa ha escrito el 03.04.2017 a las 21:59

    Para nosotros los le que le gusta la siembra es lo máximo,Gracias...

  • Responder

    lucia ha escrito el 04.04.2017 a las 16:29

    Hola, necesito deshacerme de una maleza súper rebelde que se come mis flores. Pueden ayudarme?. Necesito un veneno líquido potente.
    Desde Chile.

  • Responder

    Yonatan ha escrito el 21.06.2017 a las 18:02

    Hola lucia te recomiendo que apliques fuego en cantidades induistriales en el jardin a mi me funsiono y aora no tengo ninguna mala hierba. puedo tunbarme al sol con tranquilidad pues ya no me aparesen urticarias.

    espero haverte ayudado grasias

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share