Guía de Jardinería

Cultivo de la Corona de novia o Espirea del Japón Artículo Publicado el 15.03.2017 por Javi

La Corona de novia o Espirea del Japón, Spiraea cantoniensis, es un arbusto caducifolio perteneciente a la familia de las rosáceas. Su origen se encuentra en Asia, concretamente en China y Japón. Actualmente se cultiva en todo el planeta pues se aclimata muy bien a diferentes climas.

Este arbusto alcanza una altura de entre 1 y 2 metros. Ramifica mucho y sus hojas caen en otoño. Lo más destacable es sin lugar a duda su hermosa floración. Preciosa y además abundante como se puede apreciar en las fotografías que acompañamos. Su nombre popular de corona o coronita de novia se debe a la forma de las inflorescencias blancas agrupadas formando una especie de ramillete de novia.

La Espirea del Japón se puede cultivar en solitario o de manera agrupada. Las hojas son verdes y simples, de forma lanceolada y dentadas. Las flores son blancas y muy pequeñas pero se agrupan en las susodichas inflorescencias que hacen su aparición a principios de la primavera y acaban recubriendo toda la planta ocultando a la mayor parte de sus hojas.

El cultivo de la Espirea del Japón debe hacerse a pleno sol o como mucho en sombra parcial. Es un arbusto muy rústico que tolera una gran diversidad de suelos. Eso sí deben ser suelos ricos en materia orgánica y contar con un buen drenaje. El arbusto no tolera ningún tipo de encharcamiento y es muy sensible a la aparición de enfermedades fúngicas cuando se encuentra en un medio demasiado húmedo. El riego debe ser regular, cada 3-4 días en primavera y verano y cada 10 días en invierno, ya que no tolera nada bien los periodos de sequía. Una vez al año le aportaremos fertilizante y tras el periodo de floración procederemos a una poda de limpieza y formación. Nos interesa quitar la madera vieja y darle forma redondeada.

La Corona de novia puede cultivarse desde semillas o por esqueje. De todas formas la manera más fácil es comprar una planta ya preparada para su cultivo en un centro de jardinería. Prepararemos la tierra añadiéndole una buena cantidad de compost o estiércil curado y haremos un hoyo de unos 30 cm de diámetro. Es conveniente plantar el cepellón desnudo, sin ningún tipo de elemento, bolsas o demás, que pueda limitar su crecimiento. A partir de aquí regaremos a diario hasta que esté bien establecido. O sea que veamos que el arbusto muestra síntomas de haber enraízado bien.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Susana ha escrito el 30.03.2017 a las 00:48

    TENGO UN ARBUSTO DE JAZMÌN, SE PUEDE PÒDAR, COMO Y EN QUE TIEMPO, ES DECIR, AGOSTO, SETIEMBRE,????, QUIERO CONCERVARLO PERO NO TAN GRANDE COMO PARECE PEDIR SU PLANTA

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share