Guía de Jardinería

Cultivo de Euphorbia tirucalli Artículo Publicado el 30.10.2017 por Javi

El arbusto de goma o árbol dedo, Euphorbia tirucalli, es una suculenta de la gran familia de las euforbiáceas. Es originario del sur de África y adaptado a ambientes cálidos y con poca humedad. Puede crecer bastante y alcanzar una altura de unos 180 cm. Se puede podar pero con precaución, como veremos al final del artículo, de no entrar en contacto con el látex que fluye de la planta al ser cortada.

A no ser que vivamos en un lugar de clima cálido será mejor cultivarlo dentro de casa. En invierno debe tener una temperatura media alrededor de los 10ºC y en verano sobre los 21ºC. Tolera muy mal el frío. Elegiremos un lugar al sol para su cultivo, en el alféizar de la ventana estará muy bien. Usaremos sustrato para cactus y suculentas pues necesita un suelo con muy buen drenaje. El riego debe ser moderado en primavera y verano y reducirse considerablemente en invierno. En esta última estación bastará con regarlo ligeramente una vez al mes.

Presenta una estructura muy ramificada y con unas minúsculas hojas casi testimoniales. Es por ello que la fotosíntesis la realizan ramas y troncos, y por eso obviamente son de color verde. Podemos fertilizar el árbol dedo al comienzo de la temporada, en primavera, pero usando una mezcla 20-20-20 y a 1/4 de la dosis habitual. En plantas jóvenes incluso es conveniente usar un fertilizante con menor proporción de nitrógeno.

Cuando veamos que ha crecido mucho y necesita una nueva maceta esperaremos a la época más cálida para realizar la operación. Dejaremos secar bien el sustrato antes del cambio de maceta y así saldrá fácilmente el cepellón. Eliminaremos el suelo viejo y limpiaremos las raíces eliminando las podridas o dañadas. Podemos hacer uso de algún fungicida para tratar el sistema radicular. Pondremos la planta en la maceta nueva y rellenaremos con sustrato nuevo. Dejaremos pasar una semana antes de regar la planta como se hace habitualmente con todas las suculentas.

El árbol dedo es muy fácil de reproducir por esquejes. Cuando tomemos un esqueje lo meteremos en agua para detener el flujo de látex. Después dejaremos secar el corte durante una semana antes de colocarlo en arena húmeda o sustrato para cactus. Durante toda esta operación hay que tener cuidado con el látex pues es irritante para la piel y los ojos. Usaremos por tanto las medidas de seguridad oportunas, ropa adecuada y gafas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Susana Santillán ha escrito el 07.11.2017 a las 02:38

    Puse esquejes de rosas. Prepare recipientes con arena,tierra y mantillo. Muchas no prendieron. Qué hago para tener éxito? Por favor, espero su consejo. Gracias.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share