Guía de Jardinería

Consejos sobre el cultivo y cuidados de las orquídeas Artículo Publicado el 14.02.2017 por Javi

Las orquídeas cargan con una fama de difíciles y exigentes que no se corresponde estrictamente con la realidad. Simplemente se trata de plantas que son bastante diferentes a las que todos estamos acostumbrados a tratar y que cuentan con una serie de necesidades propias que las diferencian de las demás. El mundo de las orquídeas es muy amplio y entre sus miles de especies las hay que son extremadamente difíciles de mantener pero hay muchas otras que sólo necesitan que conozcamos sus necesidades particulares.

Todas las plantas necesitan alimentarse pero en el caso particular de las orquídeas la fertilización es prácticamente como el agua. Al tratarse muchas veces de plantas epifitas sólo se nutrirán de lo que les aportemos ya que el sustrato simplemente sirve para mantener a la planta en su posición pues el sustrato para orquídeas no aporta ningún nutriente. Las orquídeas absorben prácticamente el 90% de los nutrientes aportados en el abonado. Siempre que lo realicemos sobre las raíces ya que sus hojas no absorben prácticamente nada los abonos foliares al estar recubiertas de una especie de cera. La fertilización debe hacerse por la mañana temprano y sobre todo nunca cuando la planta está al sol pues podemos quemar las raíces.

Las orquídeas epifitas se pueden cultivar en maceta o bien sobre un tronco de árbol, cortado o vivo, remedando su hábitat natural. Cuando usamos maceta esta debe ser más bien plana o baja. El sustrato que usaremos será específico para orquídeas y nunca sustrato corriente. Si vamos a usar un tronco buscaremos que sea de corteza gruesa que permita a la orquídea encontrar huecos por donde introducir las raíces. Además la orientación siempre será hacia el Este principalemente evitando sobre todo la orientación Norte.

Los mejores árboles para el cultivo de las orquídeas epifitas son el pino y el eucalipto. También se puede probar con el limonero, el aguacate y la jacarandá. Ante todo debemos asegurarnos que el árbol o el tronco que vamos a usar de soporte no tiene ningún problema de salud para que no transmita ninguna enfermedad a nuestras orquídeas. Colocaremos las orquídeas en la parte del árbol en la que vayan a tener sombra durante la mayor parte del día.

Para instalar las orquídeas en el tronco del árbol las sacaremos con cuidado de su maceta y las pondremos debajo del grifo. Lavaremos bien las raíces para eliminar el sustrato y las impurezas. Comprobaremos que las raíces se encuentran bien y que miden más de 10 cm de longitud. Ahora pondremos la orquídea en el lugar elegido con el rizoma pegado al tronco y los bulbos y pseudobulbos en la parte superior. Con una cuerda ataremos la planta al tronco pasándola entre los bulbos y apretando lo suficiente para que se sostenga pero sin dañar a la planta.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Nombre de Usuario ha escrito el 25.02.2017 a las 21:16

    Muy interesante estoy consultando porque me gustaría comprar una orquídea para interior y deseaba saber de sus necesidades. Muchas gracias por su información!!

  • Alejandra ha escrito el 29.04.2017 a las 01:34

    Hola!!! Que padre pagina y que interesante quiero aprender todo sobre estas bellas flores para que no se mueran las mias. Y esto esta muy interesante y las fotos bellisimas!!??? muchas gracias es de mucha ayuda.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share