Guía de Jardinería

Conoce la acerola Artículo Publicado el 02.12.2015 por Javi

La acerola, Malpighia glabra, es una planta perenne perteneciente a la familia de las Malpighiaceae y es nativa de América Central y del Sur. Conocida por su fruto del mismo nombre es un arbusto que alcanza como mucho unos 3 metros de altura y está provisto de un robusto sistema radicular y una parte aérea densamente ramificada.

conoce-la-acerola-01

Las ramas jóvenes están recubiertas de una fina pelusilla y tienen la corteza verde. Las ramas de más edad, sin embargo, tienen la corteza agrietada y de color marrón. La hojas, coriáceas y de color verde oscuro (de color rojizo en la etapa juvenil), son alargadas y ovaladas con los márgenes ligeramente ondulados.

conoce-la-acerola-02

Durante el periodo de floración, a finales de primavera o comienzos del verano, en la base de las axilas de las hojas brotan racimos de flores con la corola de cinco pétalos y de color rosa que rodean a los largos estambres amarillos. Es una floración muy parecida a la de los cerezos.

conoce-la-acerola-03

Las bayas de la acerola reciben el mismo nombre y tienen un gran parecido, en su exterior y su distribución, con las cerezas. En cambio el interior recuerda más al de las mandarinas por su forma segmentada, son jugosas y ricas en vitamina C. En su interior encontramos también las semillas que son pequeñas y de color negro.

conoce-la-acerola-04

La acerola soporta bajas temperaturas pero necesita una larga exposición al sol. Prefiere los suelos ricos en materia orgánica, sueltos, bien drenados y con un pH ligeramente ácido. Durante los periodos de sequía hay que regarla regularmente. También precisa de un buen abonado con estiércol, una vez al año, y algún fertilizante de liberación lenta que contenga nitrógeno, potasio y fósforo.

conoce-la-acerola-05

La acerola se reproduce por semillas, en las zonas lluviosas se puede sembrar durante todo el año y en las zonas más secas esperaremos al otoño. Este arbusto necesita una poda anual para quitar las ramas secas, rebajar el exceso de ramas en la parte central y acortar las exteriores que hayan crecido demasiado. La recolección de las acerolas se realiza antes de que maduren del todo, pierden muchas propiedades, cuando todavía están un poco verdes la concentración de vitamina C es mayor. Dicha recolección debe realizarse en las horas más frescas del día. Los frutos se conservarán en lugares frescos y secos y extendidos para que no se dañen.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share