Guía de Jardinería

Enebro rastrero: Tipos, cuidado y propagación Artículo Publicado el 26.10.2017 por Javi

El enebro rastrero es originario de América del Norte y pertenece al género Juniperus que se incluye dentro de la familia de las Cupresáceas. Es pariente por tanto del ciprés. Su nombre científico es Juniperus horizontalis y puede ser una buena opción como planta cubresuelos.

Hay diversas variedades pero ninguna supera los 60 cm de altura y la mayoría se extiende hasta unos 240 cm de longitud o más en algunas variedades. Si lo plantamos cerca de un desnivel crecrerá formando un efecto de cascada muy interesante. Por regla general podemos esperar que el crecimiento anual haga que la planta se ensanche entre 30 y 60 cm cada año.

Conforme va creciendo las ramas producen nuevas raíces que las anclan al suelo. El tronco y las ramas más viejas son de un color marrón oscuro o grisáceo mientras que las jóvenes son verdes. Las hojas son pequeñas y de color verde azulado, típicas de todas las plantas de este género. Las plantas femeninas producen unas bayas de color azulado que se usan para dar sabor a la ginebra.

Hay como un centenar de cultivares de este enebro rastrero. Con diferentes portes y tamaño, dentro está de la estructura general antes descrita. Así el Wiltonlii Juniper por ejemplo no crece más de unos 15 cm de altura y es de crecimiento rápido. El Blue Acres tiene un color azulado muy interesante y es el que más se extiende llegando hasta los 6 metros de longitud. Green Acres y Prince of Wales destacan por su intenso color verde.

Para su cultivo elegiremos un lugar bien soleado. Buscaremos un lugar con suficiente espacio para que crezca el enebro que hayamos elegido. Es ideal para rocallas y jardines ahorradores de agua, xeriscape. No es una planta muy exigente con el suelo, aunque es conveniente que cuente con buen drenaje. Por lo general no necesitan aportes de abonos ni fertilizantes. Es resistente al frío y la sequía. Sólo hemos de tener cuidado durante las primeras semanas tras su plantación o transplante. Después con un ligero riego semanal tendrá suficiente.

Cuando el enebro amarillea suele ser a causa de alguna enfermedad fúngica. Las plagas más habituales son los ácaros, gusanos y áfidos. El enebro se puede plantar durante todo el año y se puede hacer a partir de semillas o esquejes. Ésta última opción suele ser la más habitual. Los esquejes se toman de madera blanda, la más joven, y desde el verano hasta el final del otoño.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share