Guía de Jardinería

Después de la siembra el aclarado Artículo Publicado el 04.06.2013 por Javi

En la huerta siempre hay trabajo, ¿sembramos las simientes y a esperar los frutos?, no, queda trabajo por hacer antes de la recolección. Y uno de esas labores imprescindibles es aclarar las plántulas cuando sembramos plantas con simientes muy pequeñas. Es difícil sembrarlas con la separación adecuada, además para asegurarse la germinación muchos jardineros suelen sembrar de más por si fallan algunas.

El aclarado 1

Después de la germinación y la emergencia de las plántulas, a menudo encontramos que las plántulas brotan en una masa tupida y densa. Se hace imprescindible entonces proceder a aclarar las filas para que las plantas tengan espacio para desarrollarse. El momento más adecuado para realizar esta labor en la huerta es cuando ya ha pasado un mes de la siembra y las plántulas ya tienen 3 o 4 hojas pequeñas.

Elegiremos un día nubloso o cualquier tarde cuando el sol ya comienza a caer, el sistema radicular de estas jóvenes plantas es muy delicado todavía y si hacemos el aclarado a pleno sol las plantas que dejamos se pueden resentir. Comenzaremos regando la zona donde vamos a trabajar, así será menos traumática la extracción de las plántulas sobrantes y precisará menor esfuerzo. No sólo haremos una tarea consistente en liberar espacio para que las plantas que dejamos crezcan mejor, al mismo tiempo haremos una selección e iremos arrancando las plantas que veamos más débiles. Esta labor se realiza manualmente, con dos dedos tendremos suficiente en realidad. Trabajaremos con mucha delicadeza para no dañar el sistema radicular de las plantas que dejamos en el sembrado. Al terminar daremos un riego para que las pequeñas plantas que hemos dejado sembradas se repongan.

Foto: jardinier-amateur.fr


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com