Guía de Jardinería

Cuidados y reproducción de la Petunia Artículo Publicado el 13.02.2018 por Flavia

La Petunia es una de las plantas de flor más populares con la que se puede decorar el alféizar de una ventana, una cesta colgante y un macetero. Se trata de una planta perenne y delicada, que pocas veces sobrevive al invierno. No tolera el viento ni la lluvia y un periodo prolongado de clima húmedo puede dejarla en pésimo estado. No obstante, hoy en día, pueden conseguirse muchas variedades resistentes al mal tiempo.

Existen aproximadamente 40 especies, cuyo origen abarca desde el sur de los Estados Unidos hasta Argentina. Continúa leyendo para conocer sus cuidados y reproducción.

Cuidado de la Petunia durante todo el año

Planta la Petunia en primavera y verano, utilizando un compost con un poco de arena. Coloca una en una maceta de 15 cm de diámetro; si vas a colocar varios especímenes precisarás un recipiente de 30 cm o uno de 20 cm para las especies pequeñas como la Nana Compacta.

Pon una capa de piedrecillas en la base para mejorar el drenaje y ubica la planta en un sitio soleado y resguardado. Riégala abundantemente durante el verano, agregando algunas gotas fertilizante líquido al agua cada 15 días, una vez que se hayan formado los pimpollos. Cuando lleguen las heladas otoñales, las flores se marchitarán y adquirirán un aspecto calamitoso.

Descarta la Petunia a finales de otoño y reemplázala por una planta nueva la próxima temporada. Si quieres continuar con su cultivo, tendrás que colocarla en un invernadero frío a 4 °C. Mantenla en un lugar iluminado, aunque no a pleno sol, y riégala cada tanto para mantener el compost húmedo. Recorta los tallos viejos en invierno-primavera.

Reproducción de la Petunia

Cultiva la Petunia a través de semillas en primavera. Colócalas en una bandeja de compost húmedo y tápalas con una capa de arena. Ponlas en un propagador a 21 °C y cuando las plántulas pueden manipularse sin riesgo, trasplántalas al sitio definitivo, pero mantén la temperatura. Lleva la Petunia al exterior en primavera-verano, cuando haya pasado el riesgo de heladas y trátalas como plantas establecidas.

Problemas de la Petunia

Si no le provees el agua suficiente a la Petunia, las hojas y las flores se marchitarán. Por otra parte, el exceso de agua y la luz inapropiada provocarán el desarrollo de las hojas a costas de la floración. Sus flores son susceptibles a los daños ocasionados por los vientos y la lluvia; colócala en una ubicación abrigada y escoge variedades resistentes para los sitios menos protegidos.

El pulgón verde y los áfidos pueden atacar los tallos y las hojas de las plantas jóvenes; pulveriza la planta con un insecticida con base de piretrina.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share