Guía de Jardinería

Nutrición orgánica de los suelos – Parte II Artículo Publicado el 24.11.2009 por Antonella

Lo prometido es deuda, y te vamos a detallar las prácticas experimentadas, para mantener abonado orgánicamente los suelos, para no contaminar e igual tener rendimiento.

nutricion-organica-de-los-suelos-pII-01

ABONOS VERDES
Se llama abono verde a un cultivo, por lo general de la familia de las Leguminosas, que se siembra con vistas a su incorporación al suelo. Cuando un porcentaje de las plantas está en los inicios de la floración -10 a 20%-, se cortan, se dejan sobre el suelo de 7 a 10 días y luego se entierran a una profundidad de 15 cm. El uso de abonos verdes nutre y protege los suelos y recrea la diversidad (asociada al manejo de los insectos).
Es una práctica que no se halla extendida en la Argentina, donde solo se incorporan al suelo vegetales silvestres antes de la implantación de los cultivos. Eso sí, si bien los productores y jardineros reconocen las bondades del abono verde, el costo, y la falta de entendimiento del proceso, son trabas para su difusión.

INCLUSIÓN DE ÁRBOLES
Los árboles y arbustos poseen un papel claro e irremplazable para aumentar la productividad y el equilibrio biológico. Dado que sus raíces pueden explorar el perfil del suelo hasta una profundidad que excede los 5 metros, son una excelente bomba de nutrientes hacia la superficie, donde quedan a disposición de plantas de crecimiento radicular más pequeño.
La sombra, los nutrientes y la mayor disponibilidad de agua, generan un microhábitat favorable que propicia el crecimiento de otras especies, silvestres o cultivadas. Cuando se utiliza esta práctica se observa la recomposición paulatina de los contenidos de materia orgánica de suelo, al mejorar sus características químicas, físicas y biológicas.
Lo ideal es plantar especies de porte pequeño, nativas o exóticas, adaptadas a las condiciones de la región.
APLICACIÓN DE ABONO ANIMAL
Se recomienda el compostaje de estos residuos antes de aplicarlos al suelo. De esta manera se evita la presencia de bacterias que pueden afectar a los seres humanos, además de enriquecerlos por la mezcla con otros materiales.
Está muy difundido el estiércol de ave, solo o mezclado con los elementos que se utilizan para armar la “cama” de estos animales (cáscaras de arroz o de girasol, pr ejemplo) Por metro cuadrado, te sugerimos que incorpores de 2 a 2,5 kg por metr cuadrado y por año.

nutricion-organica-de.los-suelos-pII-02

LOMBRICOMPUESTO
El abono que se obtiene a partir de las lombrices, puede usarse de dos maneras: incorporado en forma directa al suelo, o mezclado con agua.
En la última técnica sugerida, se puede resumir lo siguiente, construir una caja de madera de medio metro de lado e igual profundidad. Sobre el fondo, cerca de uno de los lados, hay que hacer un orificio de 2 cm de diámetro. Cubrir la parte interior de la caja con una tela. Colocar el abono sobre la tela y agregar agua. Posteriormente, recoger en un recipiente el agua enriquecida con los nutrientes que arrastró al atravesar el lombricompuesto. Finalmente, usar para regar los almácigos.

nutricion-organica-de-los-suelos-pII-03


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • violetamelendez ha escrito el 29.06.2014 a las 03:08

    Me encanta esta pagina estoy aprendiendo mucho, en especial los abonos, y mata nueva cada rato.

  • anamar1 ha escrito el 12.08.2016 a las 19:05

    Me encanta estos articulos aunque vivo en el desierto alto he logrado ciertos consejos que me han servido de mucho. gracia.

© 2016 www.guiadejardineria.com