Guía de Jardinería

Una jardinera DIY muy decorativa Artículo Publicado el 29.09.2017 por Javi

Con esta jardinera para interior podrás decorar esa zona de paso estrecha en la que no te cabe ningún mueble. Y podrás tener tus plantas más queridas a la vista en un entorno cargado de estilo y glamour. Es una propuesta DIY muy sencilla que puede realizar en un fin de semana. ¿Te apetece?

Desde luego el resultado vale la pena y esa sensación que obtienes cuando haces algo bonito con tus propias manos es impagable. Vamos pues a ponernos manos a la obra sin más dilación.

Materiales:

  • 1 jardinera de 90 cm
  • 1 maceta del mismo tamaño
  • 4 tubos de aluminio cuadrados de 90 cm
  • pintura para la jardinera (rosa en este caso)
  • pintura dorada para las patas
  • taladro y broca para metal
  • tornillos para madera
  • tapones y fieltro para las patas
  • 4 sargentos

Comenzamos montando la jardinera como vemos en la imagen y fijando los tubos de aluminio con los sargentos. En este paso seguramente necesitaremos que alguien nos eche una manita pues aunque una persona sola puede hacerlo siempre será más fácil. Puedes ir jugando con la altura de las patas hasta encontrar la que más te guste. En este caso se dejaron los tubos 25 cm por arriba de la jardinera.

Marcamos algunas líneas que nos sirvan de guía y los puntos donde vamos a taladrar los tubos. Desmontamos y procedemos a hacer un par de orificios en cada tubo de aluminio. Después volvemos a montar de nuevo el conjunto con los sargentos.

Ahora con el taladro perforamos un poco la madera a través de los orificios de los tubos. Si no tienes sargentos puedes hacerlo igual poniendo la jardinera en el suelo y que alguien te mantenga el tubo mientras perforas.

Pasamos al proceso de pintura. En este caso se han pintado las patas en color dorado pero puedes elegir el color que prefieras. Puedes usar también pintura en aerosol que te dará un acabado mejor. Para que los tubos de aluminio no te dañen el suelo coloca en su parte inferior unos tapones plásticos de los que venden para ello y puedes añadir fieltro para proteger mejor el suelo.

Mientras secan las patas puedes ir pintando la jardinera en el color que más te guste. Este rosa claro queda perfecto con las patas doradas. Cuando toda la pintura haya secado pasaremos a montar las patas en la jardinera con los tornillos, en este caso dorados para que hagan juego con las patas.

Dejamos la parte decorativa y rellenamos la maceta con sustrato nuevo y plantamos las plantas que deseemos. Insertamos la maceta en la jardinera y listo.

Acabamos de instalar nuestra jardinera decorada en su sitio, limpiamos y recogemos el material. Ya tenemos nuestro desangelado pasillo o rincón un poco más vivo y mucho más decorado.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share