Guía de Jardinería

Un roble para cada jardín Artículo Publicado el 07.11.2015 por Javi

Existen muchas especies de robles, el género Quercus está formado por entre 400 y 600 especies de árboles y arbustos que se distribuyen por Europa, Asia y América. El roble es un árbol cargado de simbolismo, para los antiguos celtas era un árbol mágico. La verdad es que todavía hoy en día pasear por una robleda sigue siendo una experiencia espiritual.

un-roble-para-cada-jardin-01

De entre todas esas especies de robles podemos encontrar el más adecuado para nuestro jardín si queremos plantar uno. Aunque pensamos en ellos como árboles de gran porte entre ese gran número de especies los hay de todos los tamaños, incluso arbustos.

un-roble-para-cada-jardin-02

El Quercus robur o roble común es un árbol grande que puede alcanzar los 30 m de altura y unos 20 m de envergadura. Necesita un suelo profundo y rico y contar con un clima fresco y húmedo ya que tolera mal la sequía. Además de una buena exposición solar. Soporta fríos intensos de hasta -30 ºC aproximadamente.

un-roble-para-cada-jardin-03

El roble albar, Quercus petraea, alcanza un tamaño similar pero es menos delicado con el suelo. Puede crecer en suelos ácidos o secos pero no calizos. Aguanta un poco menos el frío, -20ºC y también gusta del sol.

un-roble-para-cada-jardin-04

El Quercus cerris o roble de Turquía también es de un tamaño similar a los anteriores pero a diferencia de ellos puede crecer en suelos calizos, en suelos pobres e incluso soporta el aire marino. Su tolerancia al frío es un poco menor, -15ºC.

un-roble-para-cada-jardin-05

El Quercus pyrenaica es la especie de roble más abundante en la Península Ibérica. Alcanza alturas muy variables entre 5-20 m. El suelo debe ser seco o ácido, nunca alcalino, suelto, ligero y tener una buena exposición solar.

un-roble-para-cada-jardin-06

El Quercus palustris es originario de Norteamérica y la principal particularidad que presenta es que puede crecer en suelos muy húmedos. Su talla es similar a los anteriores, sobre los 20 m y sus hojas se vuelven de color rojo en otoño. Otra de sus características es que posee un tronco recto y las ramas inferiores tienden a caer hacia abajo.

un-roble-para-cada-jardin-07

El Quercus rubra es otro ejemplar de roble oriundo de Norteamérica. Tiene un importante cultivo ornamental por la belleza de sus hojas, de un rico color verde en primavera y verano y rojizas en otoño.

un-roble-para-cada-jardin-08

El Quercus pubescens es mucho más pequeño que los anteriores, entre 8 y 15 m de altura y 5-10 m de envergadura. Puede crecer en suelos calizos y tolera bien la sequía.

un-roble-para-cada-jardin-09

El Quercus ilex o encina es otro roble de tamaño medio y de hoja perenne. Sus hojas son de color verde mate en la parte superior y verde grisáceo en la inferior. Es un árbol típico de la zona Mediteránea y necesita mucho sol y calor.

un-roble-para-cada-jardin-10

El Quercus suber o alcornoque es otro ejemplar de roble de tamaño medio que crece en las zonas cálidas como la encina. De la corteza del alcornoque se extrae el corcho.

un-roble-para-cada-jardin-11

El Quercus cerris ‘variegata’ es un poco más pequeño que el roble de Turquía y presenta un follaje de color verde brillante moteado con crema. Tolera cualquier suelo incluso el calizo.

un-roble-para-cada-jardin-12

El Quercus coccifera o coscoja es el ejemplar más pequeño del género Quercus. Es un arbusto típico del matorral mediterráneo. Forma una densa mata de 1-2 m de altura, sus hojas son de un verde intenso y presentan bordes espinados. Soporta los suelos pobres, la sequía y la exposición al aire salado del mar.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share