Guía de Jardinería

Reproducción por injerto Artículo Publicado el 24.10.2012 por Libelula

El arte de injertar, consiste en hacer de dos plantas una sola. De esta manera se obtienen formas especiales de crecimiento, como rosales tipo arbolitos, rosas especiales, cerezos llorones o árboles con forma de parasol.

injerto 1

Un injerto se considera una forma de reproducción vegetativa, en la que una porción de un vegetal llamada “injerto” se introduce mecánicamente en otra planta que se llama “pie”.

Esta planta debe tener gran afinidad con el vegetal de donde se extrajo la púa. Entre ambas sueldan sus tejidos y la porción introducida (injerto) puede vivir a expensas de la savia que produce el pie por absorción de sales y nutrientes del suelo. Posteriormente, la planta pasa a elaborarlos en esta simbiosis.

Gracias a estos, pueden aprovecharse las características de dos buenas plantas; un ejemplo común de la actualidad son los injertos frutales, donde se junta una planta de sistema radicular bien desarrollado pero fea fruta, con una que da fruta de buen tamaño y gusto. Generalmente, los injertos se realizan en plantas leñosas.

injerto 2

Foto: gardenguides.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

Guía de jardinería

© 2012 www.guiadejardineria.com