Guía de Jardinería

Reproducción por acodo Artículo Publicado el 22.10.2012 por Libelula

Este tipo de propagación se realiza con determinadas especies. La misma, consiste en la formación de raíces antes de la separación de la rama de la planta madre. Hay dos tipos de acodo: aéreo y subterráneo.

acodo aéreo

Acodo Subterráneo: Si los tallos se encuentran sobre el suelo, muchas plantas echan raíces a lo largo de él. Para emplear estos métodos le recomendamos que siga los siguientes pasos:

  1. Preparar y abrir un surco de entre 5 y 10 cm de profundidad cerca de la planta que desea multiplicar. El suelo deberá tener turba o compost descompuesto y arena gruesa si es pesado.
  2. Elegir una rama cerca de la base de la planta y de la parte a enterrarse. Quitar las hojas dejando 15cm desde el ápice sin deshojar. Hacer una pequeña incisión en la parte inferior del tallo. Poner hormona que estimule el enraizamiento.
  3. Inclinar la rama formando un arco y dejar el extremo fuera.
  4. Sujetar o fijar a la tierra con una horquilla o gancho en forma de horqueta.
  5. Cubrir con unos 5cm de tierra el surco con la parte de la rama enterrada.

La mejor época para realizar el acodo es el otoño, o antes del inicio de la primavera, salvo en el caso de las clavelinas, que se acodan en verano. Al otoño siguiente la planta ya tendrá raíces y podrá separarse de la planta madre.

Este método es adecuado para las siguientes especies: cornus, bignonia, forsitia, brezo, jazmín amarillo, clematis. Las clavelinas y claveles se multiplican de este mismo modo.

Acodo aéreo: Es aquel que se realiza en la primavera, en la madera del año anterior, o a fines del verano en los brotes maduros del mismo año. Para emplear este método debe seguir los siguientes pasos:

  1. En una parte del tallo, de aproximadamente 15 a 30 cm de largo desde el extremo, saque las hojas y realice un corte en el centro, debajo de la yema. Debe poner un palito para no cerrar.
  2. Con una bolsa de plástico, envolver la rama, atando primero la parte de abajo y llenar con turba húmeda.
  3. Cierre de la parte de arriba. Tras 15 días observar y volver a humedecer en caso de ser necesario. Cuando las raicillas son lo suficientemente grandes (tocando el plástico) y abundantes, corte abajo y coloque en macetas para realizar los cuidados necesarios hasta que llegue el momento del traslado definitivo.

Este proceso puede durar hasta dos años, y se lo usa para prolongar las siguientes especies: magnolia, camelia, ficus, dieffembachia, acebo, azalea, lila.

Foto: airpropagator.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • ALB ha escrito el 02.07.2014 a las 15:15

    MUCHAS GRACIAS POR ENSEÑARNOS.BESOS

© 2016 www.guiadejardineria.com