Guía de Jardinería

¿Qué son las micorrizas? Artículo Publicado el 20.06.2014 por Javi

Las micorrizas son hongos que crecen de forma simbiótica junto a las raíces de las plantas. Es una palabra formada a partir de dos palabras griegas, mycos, que significa hongo y rizhos que significa raíz de una planta. No debemos asustarnos, hay hongos beneficiosos para las plantas y éste es uno de los que más ventajas aportan a nuestras plantas. Una relación simbiótica es aquella en que ambas partes reciben beneficios, en este caso el hongo se beneficia de los hidratos de carbono y las vitaminas de la planta que por sí mismo no puede obtener. En contraprestación la planta recibe del hongo nutrientes y agua.

Las micorrizas 1

Como se puede apreciar en la imagen virtual de arriba la principal ventaja que obtiene la planta es que gracias a esos hongos puede extender el ámbito de su enraizamiento hasta 200 veces su tamaño. Con lo que puede captar nutrientes y agua muy alejados de su ámbito propio de influencia. Fósforo, nitrógeno, calcio y potasio son los nutrientes que puede obtener más fácilmente gracias a la acción de las micorrizas.

Las micorrizas 2

Seguro que todos habéis visto micorrizas en alguna ocasión, al trabajar la tierra cerca de un árbol o un arbusto o al arrancar alguna planta. Arriba podéis apreciar en el trozo de tierra con césped de la izquierda unos hilos blanquecinos densos y frágiles, en el cepellón de la derecha son más claros y débiles. Pues eso son las micorrizas, ni más ni menos.

Hay algunas acciones que favorecen el desarrollo de las micorrizas y otras que al contrario las destruyen. Al cavar, arar o realizar cualquier trabajo sobre la tierra estamos rompiendo esta sutil red de hifas, así se llaman estos filamentos que forman los hongos, que después tardan meses en recuperarse. El uso excesivo de fertilizantes químicos también destruye los hongos, así como los pesticidas y antifúngicos. Las acciones que por el contrario favorecen la aparición de las micorrizas son cualquiera que consista en el aditamento de materia orgánica sin remover la tierra, esparcir abono verde, compost o estiércol por ejemplo.

Se comercializan inoculantes para añadir a la tierra de nuestro jardín o huerto pero hemos de tener en cuenta que no siempre funcionan pues las simbiosis son en ocasiones muy limitadas entre especies de plantas y hongos. Generalmente, a menos que sea un suelo con muy poca vida, no hará falta añadir inoculantes, simplemente aportar materia orgánica y no trabajar la tierra.

Fotos: finegardening.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share