Guía de Jardinería

Qué hacen los fertilizantes a las plantas Artículo Publicado el 13.02.2015 por Carolina

Aunque las plantas adquieren del suelo todos los nutrientes que necesitan para su ciclo vital, hay ocasiones en las que no es así. Esto se debe, bien porque se trata de plantas propias de otro tipo de suelo, o porque el sustrato ha sido diezmado y no se encuentra en su mejor momento. En cualquier caso, es necesario contribuir a su mejora. Para ello se emplean los fertilizantes.

qué hacen los fertilizantes 2

Los abonos minerales son compuestos de diferentes sustancias que aportan nutrientes a las plantas, lo que asegura su correcto desarrollo. Estas soluciones nutritivas se pueden confeccionar de manera orgánica o inorgánica. La primera es sostenible y artesanal (por ejemplo el compost), mientras que la segunda se obtiene como resultado de un proceso de síntesis realizado en fábricas.

Beneficios del empleo de fertilizantes

Añadir fertilizante a una planta le ofrece numerosos beneficios que se materializan en un sentido o en otro dependiendo del momento de su desarrollo:

  • Durante el crecimiento, los fertilizantes garantizan que la planta recibe los nutrientes que requiere para su correcto desarrollo.
  • En la etapa adulta de la planta, el uso de fertilizantes refuerza su sistema inmunológico haciendo que sea más complicado que le ataquen las plagas, refuerza su capacidad de floración y consigue que se produzcan frutos de mayor tamaño y mejor aspecto.

qué hacen los fertilizantes 1

Las principales sustancias que componen los fertilizantes para plantas son: nitrógeno, fósforo y potasio. Sin embargo, en el mercado podemos encontrar también: fertilizantes nitrogenados (que basan en esta sustancia su composición obteniéndola de la urea o del sulfato de amonio), fertilizantes de fosfato, fertilizantes de potasio y fortuna serie de fertilizantes mixtos con los que se quiere ofrecer una solución combinada. Es decir, fertilizantes que aportan otros nutrientes como el calcio, el cloro, el cobre, el hierro, el magnesio o el azufre, todos ellos elementos que responden a las necesidades de las plantas. En cualquier caso, estos productos deben emplearse con mucha precaución, pues en exceso pueden perjudicar al sustrato y, si pasan al agua, alterar sus propiedades o contaminarla.

Podemos fabricar nuestro propio fertilizante casero mezclando restos orgánicos de comida, las sobras de nuestro jardín (poda, césped, hojas muertas y frutos podridos, por ejemplo) e incluso mezclándolas con algunas plantas secas que podemos adquirir en el mercado como heno o alfalfa. Dejando que todo se pudra correctamente al aire libre y al sol podemos obtener un aporte de vitaminas y minerales de excelente calidad que no dañe a nuestro entorno.

Estos abonos se pueden encontrar de manera líquida o sólida y, dependiendo de la finalidad para la que lo empleemos, nos resultará más aconsejable un sistema u otro.

Fotos: www.pixabay.com ; www.buddhagenetics.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Pingback: Bitacoras.com 13 de 02 de 2015 [..] [..]

  • Responder

    adriana ha escrito el 02.08.2017 a las 19:39

    buenas tardes, mis plantas de chile, con 4 hojas verdaderas le aplique un fertilizante llamado triple 17, lo dilui en agua y se las eche a a mis plantas, pero al dia siguiente todas las que les cayo fertilizante en las hojas se marchitaron , alguna explicacion

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share