Guía de Jardinería

Pereskia: un cactus con flores parecidas a las rosas Artículo Publicado el 23.01.2018 por Flavia

La Pereskia aculeata es una de las especies más comunes de este género perteneciente a la familia de las cactáceas, oriunda de Sudamérica, donde puede llegar a alcanzar hasta 9 m de alto, ya que se trata de una planta trepadora. Como planta interior, lo mejor será mantenerla como un arbusto pequeño, sujeto a un arco de alambre o soporte para que pueda trepar.

Especies de la Pereskia

  • Pereskia aculeata: es una planta trepadora de rápido crecimiento, oriunda de Sudamérica, que conviene mantener a 1.2 m de altura en el interior, usando macetas de 30 cm de diámetro. Sus hojas son ovaladas y semiperennes y sus flores son fragantes, de color crema con el centro amarillo. Surgen en ramilletes a fines del verano.
  • Pereskia grandiflolia: es una planta arbustiva que tiene hojas ovaladas de color verde intenso y tallos de 15 cm de largo que están recubiertos de espinas negras. A finales de verano, desarrollan flores rosadas similares a las rosas.
  • Pereskia aculeata

    Pereskia grandifolia

Cuidados de la Pereskia

Trasplanta la Pereskia en primavera en un recipiente lleno de compost especial para cactus y con una capa de material de drenaje en la base del mismo. Reaséntala solo si ha llenado la maceta con raíces hasta llegar a una de 30 cm de diámetro. Después, tendrás que realizar abono de superficie cada año.

Poda las plantas maduras en el período de trasplante para que no progresan demasiado, retirando lo preciso para mantenerlas a 1.2 m de alto. Riégalas para que el compost se mantenga húmedo. Abónalas todos los meses con un fertilizante para cactus y no las rocíes con agua porque prefieren una atmósfera seca.

Bríndale a tus plantas el sol suficiente, sobre todo cuando han surgido los botones florales. Finalizada la floración, reduce la temperatura  a 10 °C como mínimo y riégalas espaciadamente. Llévalas a un lugar soleado y con buena circulación de aire.

Propagación de la Pereskia

En invierno-primavera siembra las semillas de la Pereskia en un compost para cactus, manteniéndolas protegidas de la luz y a una temperatura de 21 °C. Una vez que hayan germinado, coloca las plantas en un lugar mucho más luminoso y mantén el compost ligeramente húmedo.

Problemas

Si notas que la Pereskia sufre la decoloración de los tallos y que las raíces se pudren, seguramente se deba a un exceso de agua. Corta esquejes y empieza una planta nueva. En caso de que encuentre signos de la araña roja y de la cochinilla algodonosa, combátelas pulverizando la Pereskia con algún producto adecuando específicamente para cada plaga que consigas en tu zona. También puedes probar alguna de las recetas caseras que hemos publicado en el blog.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    viviana ha escrito el 23.01.2018 a las 19:10

    por que mis cactus no dan flor?

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share