Guía de Jardinería

Mejora tus tomates con los despojos del pescado Artículo Publicado el 18.01.2017 por Javi

Conseguir un buen cultivo de tomates suele ser el reto anual de muchos horticultores aficionados. Bueno, los profesionales también pero ellos juegan en otra liga. Como sabéis la harina de pescado se usa tradicionalmente para abonar los cultivos ecológicos. Esta idea que os proponemos consiste en aprovechar los despojos del pescado que consumimos en casa para aportarles nutrientes extras a nuestros tomates.

Tanto la carne como los huesos, las espinas, del pescado son muy ricos en proteínas y diversas vitaminas y oligoelementos. Al descomponerse se transforman en nitrógeno y minerales que ayudarán a que nuestras tomateras crezcan más fuertes y sanas. Se puede usar cualquier variedad de pescado y sólo hemos de enterrar los restos lo suficientemente profundos para que los pueda aprovechar la planta.

Hay horticultores que los entierran hasta 30 cm por debajo de las raíces de la planta y otros que tan sólo los entierran a unos 15-20 cm del nivel del suelo. No tiene más importancia en realidad pues las raíces son bastante largas para llegar. El punto más importante es evitar los malos olores que además de ser molestos atraerán a animales que se pueden poner a desenterrar los restos del pescado. Hay varias formas de evitar este inconveniente.

Se puede esparcir pimienta cayena por encima del suelo en la zona donde hemos enterrado los restos de pescado para ahuyentar a los animales. También podemos congelar los restos, espinas, cabezas y tripas enrollados en papel de periódico. Una vez congelados los enterramos con papel incluído y listo. De esta forma evitaremos los malos olores y los restos se degradan rápidamente en cuestión de unas pocas semanas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share