Guía de Jardinería

Malas hierbas, sabroso alimento Artículo Publicado el 11.06.2013 por Javi

El jardinero responsable y comprometido con la conservación de la naturaleza no se vale de herbicidas en su jardín. Arranca las malas hierbas con sus propias manos para dejar que sus plantas no se sientan apabulladas por estas resistentes y persistentes plantas que llamamos en general malas hierbas. Pero estas llamadas malas hierbas en muchas ocasiones son comestibles y tienen sabores característicos que podemos aprovechar.

Malas hierbas 1

Lógicamente hemos de limitar el crecimiento de estas hierbas silvestres para que no dejen a las que nosotros sembramos sin espacio ni alimento. Las hierbas silvestres siempre tienen las de ganar, pues al fin y al cabo ellas estaban antes, son plantas muy bien adaptadas al terreno en el que crecen y son muy resistentes. Arrancaremos el exceso y desecharemos las que no tienen valor alguno pero aprovecharemos las que tienen valor culinario para descubrir nuevos sabores y dar un toque natural a nuestras ensaladas, tortillas y guisos. El diente de león (Taraxacum officinale) ha sido una verdura tradicional en la cuenca mediterránea desde la Antigüedad, hay pruebas documentales de su uso por los romanos pero seguro que antes ya se consumía. Se pueden usar sus hojas y flores para ensaladas y revueltos.

Malas hierbas 2

La bellorita o margarita silvestre (Bellis perennis) suele ser una acompañante habitual de la ensalada de diente de león junto al hinojo, se aprovechan las hojas tiernas. Las flores se suelen adobar con vinagre al estilo de las alcaparras.

Malas hierbas 3

El berro amargo (Cardamine) tiene un sabor parecido al berro pero más potente. Se usa en ensaladas o como acompañante de patatas y cebollas en sopas o revueltos. Suelen crecer en las praderas, en la foto vemos una variedad llamada (Cardamine hirsuta) más pequeña que la cardamine pero con iguales características y que suele crecer en los jardínes.

Malas hierbas 4

El diente de león (Taraxacum officinale) es la hierba silvestre con más tradición de consumo, se usa tanto en crudo como cocinada. También se hace un vino con sus flores e igualmente una mermelada con ellas también. Pero hay muchas otras hierbas silvestres comestibles, verdolaga, malva, bledo, amaranto, lechuga silvestre y una larguísima lista que varía según las distintas zonas geográficas. Es cuestión de investigar un poco cada uno en su localidad y preguntar a los viejos campesinos del lugar, seguro que ellos os pueden dar mucha información al respecto.

Fotos: rustica.fr


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Nombre de Usuario ha escrito el 12.07.2013 a las 23:10

    Me gustaria un glosario de las que no se deben ingerir, pues a lo mejor nos pasamos de aventureros......

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share