Guía de Jardinería

Los mejores helechos para cultivar en maceta Artículo Publicado el 20.07.2017 por Javi

Los helechos son las plantas más antiguas del planeta ya que se encuentran aquí desde hace 300 millones de años. La única planta que queda de dicha época que no es un helecho es la cola de caballo o Equisetum. Los helechos destacan por sus hojas pues no producen flor pero ello no las hace menos atractivas. Si quieres cultivar un helecho en maceta no tienes más que echar un vistazo a la colección que hemos recogido para que te decidas por alguno de ellos.

El helecho hembra, Athyrium filix-femina, necesita una maceta de tamaño medio o grande. Crecerá bien en una localización en sombra total o parcial. También se puede cultivar en cestas o macetas colgantes.

Dryopteris cycadina es un helecho originario de China y Japón que crece muy bien en zonas de sombra parcial. Necesitará una maceta mediana y un suelo húmedo y bien drenado.

El falso helecho macho o dentabrón, Dryopteris affinis, crece bien con temperaturas frescas y alcanza unos 60 cm de altura. Aunque puede tolerar un poco de sol y viento, en zonas cálidas será mejor situarlo en un lugar fresco y sombreado.

Dryopteris lepidopoda es oriundo del Himalaya, la India y el occidente de China. Su característico follaje lo hace muy interesante. Las hojas son de color rojizo al brotar y se tornan verdes conforme maduran. Lo cultivaremos en sombra parcial y mantendremos siempre el suelo un poco húmedo.

Dennstaedtia punctilobula tiene dos características interesantes, la primera es que en otoño sus hojas viran a un bonito color naranja y además toda la planta exhala un agradable aroma a heno. Alcanza una altura de entre 30 y 90 cm y se puede cultivar bien en una maceta de 25-30 cm de diámetro. Sombra parcial y humedad constante.

El helecho espada o helecho rizado, Nephrolepis exaltata, necesita temperatura cálida, luz indirecta y riego constante. Aunque puede tolerar también ambientes más sombríos y algo de sequía. Un helecho muy resistente y poco exigente para cultivar en interior.

Nephrolepis obliterata es un helecho originario de Australia presenta una fronda de crecimiento vertical y es resistente al viento y el granizo. Aunque prefiere la sombra también tolera el sol siempre y cuando se riegue con frecuencia. Un helecho vigoroso, adaptable y resistente que se puede cultivar tanto en interior como en exterior.

El helecho macho o helecho espada gigante, Nephrolepis macho, es ideal para cultivar en zonas de clima cálido. Puede alcanzar hasta 120 cm de altura y hasta 180 cm de envergadura con lo que es obvio que necesitará una maceta grande. En su localización ideal deberá recibir unas pocas horas de sol directo, a primera hora del día, y después quedar a la sombra. Debe quedar resguardado del viento y recibir riegos regulares y constantes.

El helecho rizado, Nephrolepis exaltata, es de crecimiento rápido y se debe cultivar al sol en zonas de clima frío y en sombra en las de clima cálido. El drenaje es fundamental para que crezca saludable. Va muy bien para macetas o cestas colgantes.

Dryopteris erythrosora es un helecho muy resistente de fronda triangular que presenta un llamativo color rojizo durante la época de crecimiento. Necesita temperaturas cálidas y una buena tasa de humedad.

El helecho lengua de ciervo, Asplenium scolopendrium, es nativo de los bosques húmedos de Europa. Es una buena opción para cultivar en un lugar sombreado. Muy llamativo por sus grandes hojas perennes.

Helecho espada occidental, Polystichum munitum, es un helecho norteamericano muy resistente. Sombra y suelo bien drenado son sus necesidades más básicas.

El wheki o árbol helecho de Nueva Zelanda, Dicksonia squarrosa, es un helecho arborescente de crecimiento lento. En maceta no supera los 150 cm de altura aunque en su medio natural puede llegar a medir 6 metros. Necesitará una maceta grande y un lugar donde reciba algo de sol y no tenga corrientes de aire. No tolera nada bien el frío.

Athyrium niponicum destaca por el color verde grisáceo de sus hojas y su apariencia como de estar pintadas con aerógrafo. Necesita sol pero sólo en las primeras horas del día, después mejor que esté a la sombra.

La helecha, Polystichum setiferum, es un helecho de unos 60-90 cm de altura y originario del suroeste de Europa. Temperaturas frescas y suelo rico y húmedo son sus necesidades básicas.

El cirtomio o helecho acebo, Cyrtomium falcatum, es muy popular por sus originales hojas y su buena tolerancia al calor.

El culantrillo, Adiantum capillus-veneris, es conocido por su follaje único. Se extiende rápidamente en áreas húmedas y ligeramente sombreadas con buena circulación de aire. Se puede cultivar tanto en interior como en exterior y hay cultivares adaptados a diferentes condiciones de temperatura.

Polystichum tsus-simense es un helecho nativo del sudeste asiático que aunque prefiere las temperaturas frescas también tolera el calor y la humedad. Necesita un suelo bien drenado y riego regular.

El helecho real, Osmunda regalis, es apreciado por su forma y textura. Es un helecho resistente de grandes hojas caducas. En primavera sus hojas tienen un tono rosáceo después toman color verde hasta el otoño que viran a marrón. Es de bajo mantenimiento y resistente a las enfermedades.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share