Guía de Jardinería

Las mariquitas y su uso en el control de áfidos Artículo Publicado el 27.05.2015 por Javi

Las mariquitas son unos insectos que todos conocemos desde pequeños por su característica forma y colorido. Pero en realidad se trata de una gran familia con muchas subfamilias y tribus que finalmente acumulan unas 4500 especies diferentes. Están repartidas por todo el mundo y en muchos lugares están consideradas como símbolo de buena suerte. Una buena población de mariquitas o Coccinellidae, que es como se llama esta familia, son una buena señal para la salud de nuestro jardín.

jardin-de-mariquitas-1

La mariquita es un insecto de pequeño tamaño, 5-8 mm de longitud. Tiene un falso caparazón de color vivo, naranja, amarillo o rojo con puntos negros o manchas alargadas. En realidad lo que parece un caparazón son lo élitros, unas alas gruesas que protegen el segundo par de alas que son las que usan para volar. Son grandes consumidores de áfidos y por ello se usan como control de plagas y se pueden adquirir en centros de jardinería y comercios especializados con dicho fin.

jardin-de-mariquitas-2

En algunas zonas ello ha resultado contraproducente pues se han introducido especies de mariquitas que han desplazado a las variedades autóctonas. Es el caso de la Harmonia axyridis, una especie de mariquita asiática de apetito voraz que en algunos lugares se ha convertido en plaga ella misma. La única forma de diferenciarla de las mariquitas autóctonas es la M o W que aparece en el primer segmento del tórax.

jardin-de-mariquitas-3

Por eso lo mejor es intentar atraer población autóctona a nuestro jardín. Las plantas que más las atraen son el eneldo, cilantro, milenrama, angélica, geranios y dientes de león. Así que hay que procurar tener alguna de ellas en nuestro jardín. También hemos de evitar el uso de insecticidas pues las mariquitas son muy sensibles a estos compuestos químicos.

jardin-de-mariquitas-4

Ya recolectemos nosotros nuestras mariquitas como si las adquirimos hay una cierta técnica para su suelta. Hemos de colocarlas en el cajón de las verduras del refrigerador para que reduzcan su metabolismo. Al atardecer regaremos las plantas afectadas por los pulgones y soltaremos en ellas a nuestras mariquitas, con todo esto evitamos que nuestras amigas salgan corriendo a toda velocidad y se centren en su trabajo que será devorar la plaga de áfidos.

jardin-de-mariquitas-5

También es importante saber reconocer las larvas de mariquita para no confundirlas con otros insectos y que accidentalmente las eliminemos. Las larvas de mariquita son alargadas y peludas, en principio no se parecen en nada a la forma que tendrán de adultas. Cambian tres veces de forma antes de llegar a la forma adulta y en el proceso van apareciendo los colores y forma característicos.

Vía: howdididoit


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share