Guía de Jardinería

Las juncias o carex Artículo Publicado el 26.02.2013 por Javi

Afines a las gramíneas, pero botánicamente distintas, el género Carex incluye más de 1500 especies de plantas perennes, cada vez más reconocidas por sus cualidades ornamentales. Resistentes y fáciles de cultivar se merecen estar más presentes en nuestros jardines. Rizomatosas y con hojas lineales y fuertes, incluso cortantes, que forman frondosos penachos. Florecen en verano, pero de manera discreta e incluso insignificante en la mayoría de las especies. Son originarias,en su mayoría, de regiones templadas donde crecen en los humedales (pantanos, ciénagas, …). Algunas especies crecen incluso en las regiones boreales, cerca del círculo polar ártico y otras en el hemisferio sur, especialmente en Nueva Zelanda.

Las juncias 1

El género Carex es rico en formas y colores y al igual que las gramíneas aportan ligereza y movimiento al jardín con sus penachos movidos por la brisa más leve. Se pueden plantar en solitario o agrupadas para formar masas compactas. Las múltiples especies presentan una enorme variedad de formas de follaje, desde las hojas finas como cabello de ángel hasta las de grandes hojas brillantes, permiten todas las asociaciones imaginables. Las juncias también ofrecen una buena gama de color, desde el verde o verde grisáceo pasando por todos los matices de amarillo, naranja, marrón, a menudo con un sutil brillo metálico de bronce, plata o cobre.

Las juncias 2
Las juncias 3

Las juncias son fáciles de cultivar a pesar de la gran cantidad de especies diferentes y sus diversos orígenes, sus necesidades son relativamente similares. Son plantas muy resistentes que se pueden cultivar al aire libre en cualquier zona de clima templado. Todos los tipos de suelos pueden ser adecuados para ellas, siempre que permanezcan frescos en verano. Incluso las variedades que crecen espontáneamente en suelos saturados de agua pueden tolerar sin ningún problema el suelo de su jardín. Les gusta el sol o la sombra parcial, algunas especies como Carex morrowii  toleran muy bien la sombra de los árboles altos. Una vez instaladas, las juncias requieren muy poco cuidado y prosperan sin riego ni fertilizantes. Aunque muchos jardineros suelen recortarlas, no es realmente necesario, simplemente quite las hojas secas cada dos años para airear y rejuvenecer el grupo.

Fotos: gerbeaud.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com