Guía de Jardinería

Las enfermedades de las plantas Artículo Publicado el 22.09.2012 por Libelula

La enfermedad en la planta es cualquier alteración producida en el metabolismo de la planta por hongos, bacterias y virus. Las enfermedades no son tan sencillas de diagnosticar como las plagas ya que no se puede identificar el culpable a simple vista. Lo que vemos son los síntomas y los signos. La planta enferma puede marchitarse, amarillearse, permanecer pequeña e, incluso, secarse. La enfermedad puede afectar a toda la planta o sólo a algunos órganos, como, raíces, tallos, hojas y flores.

buscando enfermedades

Las más comunes son las producidas por los hongos. Estos se caracterizan principalmente por carecer de clorofila. Por eso, parasitan a las plantas para nutrirse de sustancias elaboradas por ellas. Los más fáciles de reconocer son los que emiten un polvo blancuzco, como el oídio y el mildiu. Hay otros que alteran el funcionamiento de la planta. Si no se los controla, se extienden y pueden causar la muerte del ejemplar.

Los productos químicos para controlar los hongos son fungicidas. Como medida complementaria a los tratamientos, debe destruirse cualquier material que haya sido atacado ya que los hongos se propagan por esporas (como semillas) que son transportadas por el viento y penetran fácilmente en los vegetales. Por eso, se aplican tratamientos preventivos antes de que aparezca la enfermedad.

Las enfermedades causadas por bacterias y virus son tema de profesionales especializados. Es bueno reconocerlas, pero es muy difícil combatirlas. Lo mejor es arrancar la planta atacada y quemarla para que la enfermedad no se propague al resto del jardín.

Las bacterias pueden afectar la cantidad y la calidad de la producción de flores. Las condiciones propicias para su desarrollo son temperaturas que oscilan entre los 20 y 30 ºC, lluvias copiosas y vientos que llevan pequeñas partículas de suelo y producen heridas en la planta favoreciendo la penetración de las bacterias.

Las enfermedades producidas por virus son difundidas por insectos que se llaman vectores. El humo del cigarrillo que fuma el hombre propaga el “mosaico del tabaco”, un virus que ataca el tabaco, el tomate y otras plantas. Los ejemplares con virus pueden manifestar síntomas como amarillamiento, enanismo y muerte de algunos de sus órganos o de toda la planta. En ocasiones, la enfermedad pasa inadvertida o se convierte en un rasgo ornamental, como farolito japonés (Abutilon pictum), que tiene las hojas como manchas amarillas (mosaico) muy decorativas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com