Guía de Jardinería

La poda de nuestras plantas Artículo Publicado el 02.11.2012 por Libelula

La práctica de la poda consiste en eliminar total o parcialmente las ramas de un árbol, arbusto y planta herbácea con el fin de ayudar a la naturaleza.

podar

La mayoría de las plantas de tallo leñoso necesitan ser podadas en algún momento de su vida. En muchos casos, la tarea no debe realizarse anualmente.

Todo jardinero debe conocer el proceso de crecimiento de las plantas antes de tomar las tijeras podadoras para no lastimarlas.

La poda es realizada con diferentes fines, y su importancia varia de una especie a otra. Su principal función es la de restaurar una planta cuando sufrió un daño o tiene un crecimiento defectuoso. Además, esta práctica se lleva a cabo para:

  • Compensar las raíces pérdidas durante el trasplante.
  • Evitar un crecimiento muy denso que afecte la sanidad de la planta.
  • Dirigir constantemente el crecimiento para así evitar desequilibrios en la forma.
  • Eliminar ramas muertas, que puedan llevar a una propagación de enfermedades.
  • Quitar o cortar ramas que molesten la circulación.
  • Favorecer la producción de flores y frutos.

Ningún ejemplar, sea árbol o arbusto, puede ocultar los resultados de la poda. La reacción de la planta a los cortes son marcas que al ojo de un buen observador no pasarán desapercibidas. La regla de oro para realizar la poda, es que debe existir una buena razón, ya que la poda no se realiza por la llegada del invierno.

podar 1

Cuando podar

La mejor época dependerá de algunas variables que debemos considerar:

  • Caducidad de las hojas.
  • Estado de la planta.
  • Época de floración.
  • Duración del período de crecimiento.

Generalmente, se habla de “poda seca” y “poda verde”. La seca se realiza en las plantas leñosas caducas cuando están sin actividad durante el invierno. La verde es llevada a cabo cuando las hojas están en actividad, en la primavera, cuando alcanza el máximo crecimiento. Es la época propicia para dar forma a los ejemplares jóvenes, suprimiendo ramas, horquetas defectuosas y chupones.

En el caso de las herbáceas, se realiza un despunte para estimular los brotes laterales. En arbustos y árboles disciplinados se podan ramas verdes. Los cercos son podados para mantener la forma.

Fotos: thisoldhouse.com ; southernliving.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share