Guía de Jardinería

La germinación de la patata Artículo Publicado el 20.03.2013 por Javi

Aunque todavía es pronto para sembrar patatas podemos ir preparando los tubérculos que vamos a destinar a la siembra. Esta preparación es sencilla, sólo hemos de seguir unas pocas y claras normas para tener preparadas y germinadas las patatas para el momento de la siembra. Con la germinación previa al cultivo estaremos adelantando la formación de la planta y por tanto la cosecha podrá ser más temprana. También nos permite asegurarnos en gran manera el cultivo pues podemos detectar cualquier problema en el tubérculo que vamos a plantar en las etapas previas a la siembra.

Germinación de la patata01

Para germinar los tubérculos necesitaremos cajones de madera poco profundos o estanterías, donde podamos disponer una capa de tubérculos ya que es importante no montar unas patatas sobre otras. Precisan ventilación y espacio libre para que germinen adecuadamente.

Germinación de la patata02

El primer paso consistirá en la elección de los tubérculos que vamos a destinar a la siembra, compraremos patatas que no hayan sido tratadas con productos antigerminantes. También podemos usar tubérculos de la temporada pasada que hayamos guardado a este fin. La cantidad necesaria estará en función del terreno a cultivar, de media son entre cuatro a seis patatas por metro cuadrado, dependiendo del tamaño de la planta de cada variedad de patata. Si se trata de patatas tempranas se pueden cultivar con mayor densidad.

Germinación de la patata03

Inspeccionaremos bien las patatas para asegurarnos de su salud y que no presentan ningún problema. Buen aspecto y tacto firme son las cualidades imprescindibles que debe presentar todo tubérculo destinado a la siembra.

Germinación de la patata04

Dispondremos las patatas en bandejas o estantes de madera, en posición vertical, con los ojos hacia arriba. Los ojos son los puntos oscuros que presenta la patata y por donde saldrá el germen de la planta.

Germinación de la patata05

Colocaremos las bandejas en el sótano o cualquier habitación bien ventilada, con temperatura fresca pero que no puedan helarse. También es importante que esté bien iluminada, la patata necesita luz para germinar correctamente. Revisaremos regularmente para apartar cualquier patata que presente problemas, de enfermedad o pudrición o que nos parezcan demasiado blandas al tacto, señal inequívoca de que esa patata acabará perdiéndose.

Fotos: rustica.fr


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Pingback: Bitacoras.com 20 de 03 de 2013 [..] [..]

  • ako ha escrito el 16.03.2015 a las 11:15

    Hola! Gracias por el artículo. Una duda: rociarles un poco de agua, sin encharcarlas, claro, ¿puede ser beneficioso para la germinación de la papa? ¿O, tal vez, puede hacer que se pudran?

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share