Guía de Jardinería

La belleza silvestre del rosal canino Artículo Publicado el 15.07.2015 por Javi

Este conocido rosal silvestre tiene una amplia distribución en Europa, la parte occidental de Asia y en el noroeste de África. Crece en zonas de montaña sobre todo formando parte del sotobosque. En la actualidad, al menos en Europa, hay jardineros que están tratando de introducirlos en sus jardines. Las ventajas y usos que nos ofrece el rosal silvestre, también conocido como rosal canino, en la jardinería ornamental tiene mucho que ver con sus preciosas y abundantes flores así como en la propia estructura y crecimiento de la planta.

la-belleza-silvestre-del-rosal-canino-01

El rosal canino alcanza una altura de entre 1 y 3 metros de altura, sus ramas crecen de forma intrincada. En el jardín podemos usarla tanto como planta ornamental por su hermosa floración como también para formar setos. Los setos defensivos hechos con rosal canino son de gran eficacia por el gran número de púas que presentan sus ramificaciones. En primavera-verano nos regala con una hermosa y profusa floración de color blanco o rosado. Son flores pequeñas y sencillas de sólo 4-5 cm que nos recuerdan claramente la familia a la que pertenece la planta, Rosaceae.

Además del uso ornamental podemos aprovechar también del rosal canino su fruto. Éste, llamado escaramujo, es el que se forma tras la fertilización de sus flores por ensanchamiento de la urna. En su interior contiene las semillas y unos pequeños pelitos que al comer el fruto producen un leve picor en la lengua.

la-belleza-silvestre-del-rosal-canino-02

Es un fruto poco carnoso que resulta muy rico en vitamina C y ha tenido un uso tradicional tras ser procesado. Con estos frutos se preparan jaleas y mermeladas muy ricas y saludables. Además se ha usado extensamente en la medicina tradicional por sus propiedades astringentes, digestivas, relajantes y afrodisíacas. También los pétalos de las flores se pueden usar confitados para decorar tartas y pasteles o mezclados con miel y azúcar formar sabrosas y llamativas gelatinas. En definitiva uno de los nueve rosales silvestres que existen en todo el mundo y que podemos disfrutar en nuestro jardín y en nuestra mesa.

En cuanto a sus necesidades de cultivo nos remitimos a las típicas de los rosales. Pero teniendo en cuenta que los rosales silvestres son mucho menos delicados y mucho más resistentes que los rosales habitualmente empleados en jardinería.

rustica.fr


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 13.12.2015 a las 22:05

    Hola, gracias por el articulo. Me ha gustado saber que se puede cultivar este tipo de rosal. Llevo mucho tiempo buscando donde comprar alguno prque me gustaria tenerlo en mi jardin. Los he visto por el monte en la zona donde vivo en badajoz y me encantan Me podrian decir donde puedo comprarlo? Gracias.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share