Guía de Jardinería

Guía completa para tener tu jardín acuático Artículo Publicado el 07.11.2017 por Sebas

Probablemente te resultaría un poco complicado hacer un pequeño estanque en tu patio o terraza, sin embargo, no es difícil crear un lindo jardín acuático en cualquier recipiente de vidrio o acrílico, en una tina o florero y exhibirlos en tu casa.
Busca frascos y envases atractivos para colocar tus plantas. Cualquier especie de planta acuática se debe colocar en su nuevo recipiente en primavera o a principios del verano, siendo también la mejor época para limpiarlas y separarlas.


Variedades más conocidas para uso exterior

Dentro del grupo de plantas de aguas profundas, las más importantes son los nenúfares (Nymphaea), cuyas variedades más resistentes tienen flores flotantes de color blanco, crema, amarillo, rosa, rojo y púrpura, las cuales pueden ser del tamaño de un plato o muy pequeñas, casi en miniatura. Estas últimas son muy aptas para recipientes chicos y aguas muy someras. Los nenúfares pueden alcanzar una altura de 30 a 60 cm y pueden tener o no olor.

Para tener plantas de floración primaveral te recomendamos, dentro del grupo de plantas marginales, los botones de oro (Calthas), que tienen hojas redondas y lisas y sus flores son racimos de largas flores doradas parecidas a los ranúnculos. Las Calthas llegan a tener una altura de 25 cm.

Calthas

Calthas

Calthas

Las nomeolvides (myosotis palustris), que también florecen temprano, llegan a alcanzar una altura de 30 a 40 cm y sus flores son de color amarillo brillante y sus hojas son muy grandes. Se recomiendan para estanques medianos o grandes.

Nomeolvides (myosotis palustris)

Nomeolvides (myosotis palustris)

El trébol de agua (Menyanthes trifoliata), que es de tipo rastrero, tiene racimos de flores de color blanco y rosa con hojas trifoliadas.

Trébol de agua (Menyanthes trifoliata)

El aro acuático (Calla palustris), del mismo grupo, tiene pequeñas flores en forma de aro de color blanco y hojas brillantes en forma de corazón.

Aro Acuático (Calla palustris)

Durante mediados y finales del verano empiezan a aparecer los lirios, especialmente el tipo Variegata (Iris pseudacorus). Tiene las hojas manchadas en color crema y verde. Este lirio se recomienda para lugares amplios, ya que pueden crecer hasta 60 cm.
Las plantas palustres se pueden cultivar en cualquier tipo de recipiente.
Las especies más comunes son los Iris, que son amantes de la humedad. Dentro de su gran variedad existen:
Iris sibirica, que tiene hojas lineales y flores azules que aparecen a principios del verano.
Iris kaempferi, de cabezuelas planas de un color o jaspeadas con manchas y estrías en varios tonos.

Iris pseudacorus

Iris sibirica

Iris kaempferi

Plantas acuáticas de interior

Las plantas flotadoras se recomiendan para jardines acuáticos de interior, ya que la mayoría de sus especies decorativas son tropicales y necesitan un clima cálido. Durante el verano o época de calor se pueden sacar al exterior. Entre sus plantas más conocidas puedes encontrar la Stratiotes aloides, que tiene hojas afiladas y flores blancas con tres pétalos. Durante el otoño se hunden debajo del agua y permanecen ahí hasta la primavera.

Stratiotes aloides

El mordisco de rana (Hydrocharis morsus ranae), que tiene raíces rastreras, flota en la superficie. Sus flores son chicas, de color blanco, y sus hojas son de formas redondeadas.

Hydrocharis morsus ranae

La Azolla caroliniana es muy parecida a los helechos, con un follaje muy delicado que se vuelve de color rojizo cuando llega el otoño. Entre las más exóticas de interesantes se encuentran los lotos derivados de Nymplaea capensis, N. stellata y N. lotus. Estas últimas abren sus flores durante la noche, y pueden ser de color azul, púrpura, blanco, amarillo, rosa y rojo.

Los lotos de la India (Nelumbo nucifera), con hojas redondas y flores grandes de color rosa o blanco son otra buena opción.

Los tubérculos crecen al comienzo de la primavera, necesitan calor durante esta época y al final del verano mueren.

Nelumbo nucifera

Entre las plantas marginales de rápido crecimiento se encuentra el papiro (Cyperus papyrus), con grandes escobillas de inflorescencias sobre tallos de unos 2 metros y especies pequeñas de Cyperus. También se desarrolla bien la Colocasia esculenta antiquorum, con grandes hojas verdes o púrpuras en forma de oreja de elefante y flores de color amarillo sobre tallos que llegan a alcanzar una altura de 45 cm.

Cyperus papyrus

Colocasia esculenta antiquorum

La Xanthosoma nigrum también tiene sus flores de amarillo brillante, pero sus hojas son lisas, de color púrpura, en forma de flecha y sus tallos del mismo color. Esta especie llega a alcanzar una altura de 1.50 metros.

Xanthosoma nigrum

El arroz (Oryza sativa) y la caña de azúcar (Saccharum officinarum) pueden cultivarse en recipientes o frascos de vidrio o acrílico en el interior junto con el jacinto acuático flotador (Eichhornia crassipes); sus hojas son en forma de salchichas y también cuentan con espigas de vistosas flores doradas y azules.

Oryza sativa

Saccharum officinarum

Eichhornia crassipes

Cuidados y mantenimiento

  • Coloca un bulbo o un pequeño arbusto de la variedad que hayas elegido cerca de una ventana, en una vaso o frasco lleno de agua. Los primeros retoños aparecerán en 15 días, dependiendo del clima y de que los racimos estén fuertes. Con un pequeño tallo puedes hacer una planta grande, sólo tienes que cortarlo e introducirlo en agua y verás que muy rápido se desarrolla y se multiplica.
  • Durante el invierno y época de frío puedes dejar tus plantas en el mismo recipiente colocándolas en el lugar más soleado y caliente de la habitación. Cuando la planta se haya desarrollado, la puedes trasplantar a una maceta o a tu jardín para que crezca de modo tradicional.
  • Deberás cambiar el agua cada semana y dejar dentro un pedacito de carbón para evitar que el agua se pudra y se llene de algas.
  • La espuma flotante de color verde o marrón aparece con frecuencia cuando los recipientes son nuevos. La puedes eliminar pasando una hoja de papel por la superficie.
  • La capa filamentosa, que es un tipo de alga que se forma alrededor de los tallos de las plantas en forma de hilos y largos filamentos, podrás quitarla fácilmente con la mano o con un cazamariposas.
  • Cuando laves el frasco, verifica que no queden residuos de jabón, ya que pueden matar a tu planta; enjuágalo perfectamente y no te olvides de volver a colocar un pedazo de carbón para que el agua te dure más tiempo en buen estado.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share