Guía de Jardinería

Fitosanitarios ecológicos caseros Artículo Publicado el 26.07.2012 por Javi

En estos tiempos tan caóticos que corren nos sentimos más cercanos a la naturaleza y por ello percibimos mejor el deterioro y el maltrato que le estamos dando a nuestro viejo y querido planeta Tierra. Si somos personas aficionadas al cultivo de flores, plantas, árboles, etc… es porque somos personas sensibles con la naturaleza.

Los fitosanitarios ecológicos o naturales son aquellos productos usados para el control de plagas que están elaborados con plantas, semillas, minerales o sea con elementos naturales no procedentes de síntesis química. Que sean naturales no quiere decir que sean inocuos, hay algunos muy tóxicos ( rotenona y nicotina por ejemplo) por ello siempre haremos la  manipulación con cuidado y respeto.

Actualmente es fácil conseguir cualquier fitosanitario ecológico ya que se comercializan normalmente, pero es interesante saber preparar uno mismo sus plaguicidas. Es fácil y económico y se precisa poco material para elaborar las distintas recetas. Las técnicas básicas son las siguientes:

  • Decocción: consiste en la extracción de los principios activos por medio de la ebullición, previamente habremos dejado el producto base 24 horas a remojo.
  • Infusión: introducir el elemento base en agua hirviendo para extraer el soluble.
  • Maceración: cuando dejamos un producto sumergido en agua durante un tiempo para extraer en frío las sustancias activas. Sin dejar que se produzca fermentación.
  • Purín: se deja el producto en agua hasta su fermentación, una semana o dos después cuando ya haya desaparecido la espuma de la fermentación y el producto se vuelve oscuro, será el momento de poder usar el purín.

Sólo un par de recetas (en próximas noticias os mostraré más):

El purín de ortigas se elabora con 1kg. de ortigas frescas y 10 litros de agua, se deja en inmersión una semana o menos, según temperatura ambiente. Se filtra y se diluye en 20 litros de agua limpia. Lo pulverizamos sobre las plantas y nos servirá como abono y preventivo del ataque de los ácaros y contra el mildiu.

La infusión de ajo se usa contra las enfermedades fúngicas, ácaros y pulgones. Se prepara machacando una cabeza de ajos, hacemos la infusión con 10 litros de agua y lo dejamos macerar dos días. Filtramos y ya podemos usarlo.

Vía: Rustica


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com