Guía de Jardinería

El narciso: la flor de perfume embriagador Artículo Publicado el 30.12.2014 por Carolina

Perteneciente a la familia Amaryllidaceae, el narciso es un género que comprenden numerosas especies bulbosas de aspecto muy diferente que se caracterizan por tener unas flores de aroma embriagador.

Narciso

Se trata de una planta que se encuentra con facilidad en la cuenca mediterránea, aunque existe un buen grupo de ellos en Asia Central y en China. Algunas de las variedades más populares son: el narciso trompeta, el narciso de copa grande, el narciso de copa pequeña, el narciso de flor doble, el narciso poeticus, el narciso tazetta, el narciso triandus y el narciso jonquilla.

Su planta crece hasta alcanzar el medio metro de altura, aproximadamente. Esta variedad tiene una flor solitaria de seis pétalos (aunque algunas especies tienen flores en pequeños ramilletes), una corola en forma de corona de gran belleza. Emite un olor penetrante que le ha dado el nombre.

13633862554yfb0[1]

Aunque se conocen desde la antigüedad, no se cultivaron hasta el siglo XIX, cuando comenzaron a expandirse por todo el mundo. Si queremos cultivarlos en nuestro jardín debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • La mayor parte de las variedades suele florecer en primavera, aunque hay variedades que lo hacen con la llegada del otoño. En función de qué tipo de narciso sea, deberemos elegir una etapa u otra para plantarlos.
  • Podemos cultivarla en macetas y en jardines, se adapta a cualquier espacio.
  • Se multiplica mediante bulbos que debemos plantar antes de la llegada del frío.
  • El narciso requiere un suelo rico en nutrientes y bien drenado.
  • Hay que abonarlo con un fertilizante especial cuando se produzca la floración. También hay que agregar nutrientes una vez al año, y antes de la llegada de las temperaturas bajas, hay que proteger el suelo con mantillo.
  • Para que sus tallos no se rompan es conveniente ponerles un tutor (puede ser una caña o un elemento similar).
  • Hay que colocar a las plantas en el sol, aunque donde reciba sombra parcial durante las estaciones en las que se alcancen altas temperaturas.
  • Aunque requiere humedad constante no debemos abusar del agua, pues solo conseguiríamos que se pudriera.
  • Debemos eliminar las flores y las hojas que se vayan marchitando para que no sigan consumiendo los nutrientes de la planta.

1364610337av70m[1]

Los narcisos son muy sensibles a varias plagas como una particularidad de mosca que ataca el bulbo, los ácaros que pudren sus hojas, los hongos que se ceban con la raíz de la planta, y los pulgones. Para combatirlos existen en el mercado productos específicos o bien agua jabonosa.

La mitología griega asociaba una trágica historia a su existencia: la muerte del joven Narciso. Este muchacho era el hijo del dios Boecio y de Liriope, una ninfa acuática. Era tan bello que pasaba horas mirando su reflejo en el agua hasta que un día se tiró a ella y murió ahogado. SE supone que la planta encarna la belleza de aquel jovencito.

Fotos: morguefile.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (3)

  • Pingback: Bitacoras.com 30 de 12 de 2014 [..] [..]

  • jose ha escrito el 31.05.2015 a las 00:10

    Como puedo hacer con tallos de dama de noche Ho galán de noche que tengan raiz

  • MARIA DEL PILAR SOLIS SALAZAR ha escrito el 31.05.2015 a las 05:02

    muy cultural

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share