Guía de Jardinería

El equilibrio como eje del diseño del jardín – Parte II Artículo Publicado el 23.11.2009 por Antonella

Tipos de equilibrio:
Se definen tres tipos básicos de equilibrio
1. Axial simétrico o asimétrico (definido en función de un eje)
2. Radial (definido en torno a un punto)
3. Oculto (no se organiza a partir de puntos ni ejes)

el-equilibrio-como-eje-del-diseño-del-jardin-p2

Los ejes o puntos pueden ser elementos reales o estar implícitos. Diferentes tipos de equilibrio pueden estar incluídos en una misma composición.

EQUILIBRIO AXIAL SIMÉTRICO
Se produce cuando hay igualdad de elementos en ambos lados de nuestra composición; es la forma más simple de equilibrio. A este estilo se lo denomina clásico y comunica una completa armonía, una total ausencia de factores que perturben al observador de la obra.
La regularidad absoluta es tremendamente previsible. Es prolija, tranquila, casi perfecta, pero con poca variedad. Se utiliza cuando el diseño quiere expresar orden, organización, formalidad.
EQUILIBRIO AXIAL ASIMÉTRICO
Se produce cuando no existen los mismos valores (tamaño, color, forma) en ambos lados del eje de referencia, pero aún existe equilibrio entre los elementos pues están compensados de otra manera.
Un toque de asimetría puede hacer que resulte aun más atractivo un jardín, añadiendo individualidad y singularidad. La asimetría crea agitación y tensión y consigue que una imagen no sea monótona.
EQUILIBRIO RADIAL
Es aquel que se organiza alrededor de un punto, en torno al cual giran las formas. Este punto puede ser, por ejemplo, un monumento, una fuente, una estatua, o un edificio dentro de un espacio verde.
EQUILIBRIO OCULTO
No se organiza a partir de ejes ni puntos, explícitos ni tácitos. Está basado en una distribución espacial que relaciona entre sí las formas, tamaños, texturas, pesos visuales, colores y posiciones de los elementos de la composición. Es más difícil de lograr que los anteriores, ya que requiere de la sensibilidad del diseñador, pero admite muchas alternativas y mayor libertad.
Entonces…

Equilibrio o desequilibrio intencionado. Dos caras de una misma moneda con las que puede lograrse variedad dentro de una unidad del diseño.

Lo importante, es tener muy en cuenta las relaciones de comparación entre todos los elementos del diseño. Por ejemplo, una zona pequeña de color intenso (que tiene un peso visual importante) puede equilibrarse con una superficie mucho más amplia de color neutro (recordemos que a mayor tamaño mayor peso visual). O una conífera (de alto valor ornamental por su forma) se compensa acompañandola con arbustos pequeños poco llamativos.
No te pierdas la próxima parte, que terminará de ayudar a diseñar sola el jardín.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Anónimo ha escrito el 21.04.2012 a las 16:42

    hola esos jrdines son lo maximo guaooooo chao besos

© 2016 www.guiadejardineria.com