Guía de Jardinería

El cultivo de la oca Artículo Publicado el 08.02.2013 por Javi

En el frío altiplano de los Andes, la oca (Oxalis tuberosa) es el segundo tubérculo más cultivado tras la patata o papa. No es nada extraño pues los antiguos Incas ya la cultivaban muchos siglos atrás. Su llamativo color y su textura crujiente y jugosa hacen de la oca un elemento muy codiciado para ensaladas y otras recetas de cocina más elaboradas. Estos tubérculos alargados de entre 7 y 15 cm son agradablemente suaves y tienen un sabor único, una interesante mezcla entre dulce y picante con un suave matiz a nuez.

Cultivar la oca 1

La oca es fácil de cultivar y tiene necesidades similares a las patatas, sin embargo prefieren temperaturas ligeramente más bajas.  Es posible que no prosperan en áreas con temperaturas en torno a los 29º C especialmente si las noches son cálidas. Los tubérculos se cosechan en pleno invierno y requieren protección contra las heladas hasta entonces. La oca se cultiva fácilmente en maceta, en el interior o en el exterior.

Cultivar la oca 2

Para el suelo, utilice un sustrato rico en nutrientes y provea un buen drenaje. Una buena mezcla es 2 partes de tierra para macetas por una parte de perlita o piedra pómez. Para el cultivo en maceta deberá usar una con un diámetro de al menos 20 cm y con orificios de drenaje. La planta se desarrolla mejor con temperaturas frescas, entre 11 y 24º C y en un lugar sombreado pero luminoso. A finales del verano comenzarán a formarse los tubérculos y suelen estar listos a finales del invierno.

Cultivar la oca 3

La planta muere cuando el tubérculo está listo para cosechar, pero no siempre ocurre así. Puede que tenga que comprobar el estado del tubérculo escarbando bajo la planta y observar alguno de los tubérculos. Extender los tubérculos al sol tras la cosecha durante unos días hace que aumente su contenido en azúcar y al tiempo disminuya el contenido en ácido oxálico. La cocción también disminuye el nivel de ácido oxálico, sobre todo si se hace en varias aguas. Los tubérculos se pueden conservar en el frigorífico durante semanas o incluso meses.

Vía: strangewonderfulthings.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com