Guía de Jardinería

El acanto común: la planta ornamental por excelencia Artículo Publicado el 15.04.2015 por Carolina

El acanto o Acanthus mollis es una planta herbácea natural de la región mediterránea que se ha extendido por todo el mundo. Es una especie que se desarrolla, sobre todo, en zonas húmedas. Su nombre proviene del griego y significa espina. Popularmente se conocen con los nombres de: ala de ángel, oreja gigante, flor de Argel, hierba calderona, ala montesina y flor del faraón, entre otros.

Acanto común 1

Las matas de acanto alcanzan los 70 centímetros de altura y se componen de un tallo simple y erecto, hojas perennes de gran tamaño (entre 30 y los 60 centímetros) y un color verde intenso. Estos atributos han llamado la atención de las personas desde la antigüedad, que siempre vieron en ella una fuente de decoración natural. De hecho se usó como motivo escultórico en los capiteles de las columnas del arte en Roma, siendo la característica más representativa del orden Corintio.

Acanto común 3

Sus flores son de gran tamaño y de color blanco o púrpura. Se emplean secas para realziar ramos decorativos.

En jardinería la variedad más utilizada es la conocida con el nombre de latifolius. Esto se debe a que se trata de la especie más resistente y robusta de todas las variedades.

Acanto común 2

El fruto del acanto es una cápsula de unos 3,5 centímetros, que contiene entre 2 y 4 semillas de color pardo. Sus flores son de color púrpura y aparecen en el mes de mayo en el hemisferio norte y durante el mes de octubre, en el hemisferio sur del planeta.

Acanto común 4

La raíz y las hojas del acanto contienen gran cantidad de mucílago, una sustancia que se emplea como ablandante. Estas partes de la planta se emplean también para: la confección de enemas contra la disentería, las hemorroides, las inflamaciones que se producen en las vías bajas, astringente, antidiarréico, abrir el apetito, así como colerético, expectorante y cicatrizante.

Acanto común 5

Si queremos cultivarlo en nuestro jardín debemos tener en cuenta estos consejos:

  • Prefiere las zonas de sombra o semisombra.
  • Necesita mucha humedad, sobre todo el verano. De hecho hay que regarla cada dos días durante el buen tiempo y cada diez días en invierno.
  • Hay que plantarlas a gran profundidad, a unos 40 centímetros de la superficie.
  • Soporta bien los cambios de temperatura. Incluso las heladas siempre que no superen los 7 grados bajo cero.
  • Prefiere los suelos ricos, especialmente los de sotobosque. También agarra en suelos marinos, aunque hay que abonarlo periódicamente.
  • Hay que proteger la planta del viento, pues puede romperla.
  • Debemos dejar unos 60 centímetros entre cada uno de los ejemplares.
  • Durante la primavera hay que eliminar las hojas secas. Además, es conveniente cortar las hojas tras la floración de la planta. Hay que dejarlas a ras de suelo.
  • Hay que protegerlo de caracoles y babosas.

Acanto común 6


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share