Guía de Jardinería

Cultivo y cuidados del ginseng Artículo Publicado el 02.03.2016 por Javi

El ginseng es una planta medicinal conocida desde hace miles de años en Asia donde se cultiva por sus raíces que se consumen frescas o desecadas. Esta planta perenne herbácea se puede cultivar en el jardín, si uno es paciente y respeta algunas reglas. Panax ginseng pertenece a la familia de las Araliaceae y es originario de Asia aunque hay otras especies que también crecen en América del Norte, Panax quinquefolius. El ginseng es a menudo llamado “la raíz de la vida” debido a sus múltiples propiedades terapéuticas.

cuidados-y-cultivo-del-ginseng-01

Es una planta perenne con hojas de color verde oscuro, lisasy gruesas, con los bordes dentados. Después de 4 años de crecimiento, el ginseng florece en primavera y al final del verano formando pequeñas flores blancas en umbelas que después se convierten en los frutos del ginseng, unas bayas de intenso color rojo. Es un cultivo típico de climas templados y puede soportar heladas y sequías ligeras.

cuidados-y-cultivo-del-ginseng-03

El ginseng se cultiva por semillas, esquejes o división en primavera o en otoño. Las semillas del ginseng sólo germinan si son estratificadas, podemos comprarlas así  pues nos resultará mucho más sencillo. La estratificación es un proceso por el cual las semillas pasan ciertos cambios de temperatura antes de su germinación. Las semillas estratificadas se cultivan en otoño directamente en el suelo con una separación de 5-10 cm entre cada una y se cubren con algún acolchamiento para que pasen el invierno protegidas. En la próxima primavera tendremos las plantas de ginseng brotando del suelo.

cuidados-y-cultivo-del-ginseng-02

Al ginseng le gusta el suelo ligeramente ácido, arenoso o con algo de arcilla y con buen drenaje. Evitar los suelos pedregosos o excesivamente arcillosos. Crece bien a la sombra o semisombra, el sol directo no le va nada bien. Necesita riegos regular pero con poca agua. Tolera temperaturas bajísimas, -40ºC, pero siempre que no tenga humedad. En verano la temperatura no debe exceder los 25ºC y la humedad debe ser baja. Es resistente a las enfermedades aunque puede sufrir el ataque de las babosas. La cosecha se debe hacer cuando la planta tiene al menos 4 hojas y se vuelven de color amarillo. La recolección debe hacerse con cuidado, usar pequeñas herramientas de jardinería para excavar y limpiar las raíces. Estas raíces se consumen frescas o se almacenan y conservan enteras o en rodajas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share