Guía de Jardinería

Cultivo de patatas sin tierra Artículo Publicado el 17.06.2013 por Javi

La revista francesa de jardinería, “Les 4 Saisons du jardin bio”, lanzó este reto a sus lectores, que cultivaran patatas sin enterrarlas bajo tierra. Se exigió cumplir un protocolo en el que se cultivaron dos parcelas con patatas, una con las patatas sin enterrar, sólo recubiertas con un acolchado de paja y fibras vegetales y otra de control con las patatas cultivadas en tierra. Ambas parcelas debían recibir la misma fertilización, de 2 a 3 kg. de compost por metro cuadrado.

Cultivar patatas sin tierra 1

El cultivo en la parcela de control se hizo como es costumbre y cuando las plantas tenían unos 15 cm de altura se recalzaron con tierra. En la otra parcela las patatas se colocaron sobre el suelo con la misma separación con que habitualmente se siembra la patata, se recubrieron las patatas con una capa de mantillo de 5 a 8 cm, formado por paja, hojas y diversos restos de fibras vegetales. A la brotación de las plantas se añadió otra capa de mantillo de unos 5 cm. Tras la cosecha se registraron rigurosamente el número de tubérculos por planta, el peso de los mismos y el número de patatas enverdecidas. Se testaron diversas variedades de patatas.

Cultivar patatas sin tierra 2

Las patatas cultivadas en mantillo sufrieron un retraso en su desarrollo de hasta dos semanas respecto de las cultivadas en tierra. Seguramente porque la capacidad de retención del calor del mantillos es menor que la de la tierra. Una gran ventaja que ofreció el mantillo fue la escasa proliferación de malas hierbas, incapaces de crecer sobre ese soporte. En cambio puede haber más problemas con las babosas y los caracoles y también con los ratones. El tubérculo está más expuesto cuando sólo está recubierto por una leve capa de fibras vegetales. Otra ventaja tras la cosecha es la limpieza del tubérculo cultivado en mulching, lo recogemos totalmente limpio al no llevar tierra adherida. También son mucho más fáciles de cosechar, no hace falta herramientas con lo que nos evitamos dañar los tubérculos accidentalmente. La necesidad de riego también fue inferior en el caso de la patata cultivada en mantillo.

Cultivar patatas sin tierra 3

Tras la prueba se sacaron algunas conclusiones que pueden mejorar la técnica, así se consideró conveniente trabajar la tierra antes del cultivo para que esté más suelta e introducir los tubérculos unos centímetros en el suelo en vez de dejarlos simplemente sobre él. Evitar poner una capa demasiado gruesa de acolchado sobre los tubérculos desde el principio, es mejor poner una capa más fina y esperar a la aparición de las plántulas para reforzar con una nueva capa de acolchado. Lo ideal es aprovechar para esta capa de acolchado el material que nos proporcione nuestro propio jardín, hojas, ramitas, paja, hierbas, etc… triturándolo si es necesario. También se pueden añadir hojas de consuelda que son ricas en potasio.

Fotos: gerbeaud.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com