Guía de Jardinería

Cultivar la malva real a partir de semillas Artículo Publicado el 15.02.2017 por Javi

Cultivar la malva real a partir de semillas es fácil si sigues estos sencillos consejos que relatamos a continuación. La  Althaea rosea es una planta originaria de China y pertenece a la familia de las Malváceas. Sí como las malvas que crecen en las orillas de los caminos y los terrenos baldíos. De hecho las plantas se parecen mucho y se diferencian en el tamaño de la malva real y también en el tamaño de sus flores.

El cultivo de la malva real a partir de semillas requiere que sometamos a estas a un remojo previo. Se debe esto a que las semillas se encuentran revestidas de un material duro que la protege. Hay dos formas de someter a las semillas a remojo, una consiste en ponerlas en agua tibia durante unas 12 horas antes de la siembra y el otro método consiste en usar agua ligeramente más caliente (entre 15 y 20ºC) durante media hora.

El cultivo de la malva real puede iniciarse en interior preparando un semillero unas 9 semanas antes de la última helada prevista para la primavera. Es mejor usar semilleros individuales biodegradables que podamos después enterrar en el suelo pues es una planta que no tolera demasiado bien el transplante. Podemos adquirir estos semilleros en cualquier centro de jardinería o podemos emplear cartones de papel higiénico o toallas de cocina, cajas de huevos o cualquier otro material biodegradable.

En primavera se pueden sembrar las semillas directamente en el suelo cuando la temperatura ambiental ronde los 15-20ºC. Aunque seguramente no vamos a tener flor durante la primera temporada. La mejor época para cultivar la malva real es el otoño, sólo hay que esparcirlas sobre el terreno preparado previamente con compost y cubrir muy ligeramente pues las semillas necesitan luz para germinar. A diferencia de las sembradas en primavera éstas sí que producirán flor durante la primera temporada.

Si hemos preparado semilleros y ya tenemos nuestras plántulas bastante crecidas podemos cultivarlas en el exterior cuando ya no haya riesgo de heladas. Elegiremos un lugar bien soleado y añadiremos compost al terreno. La malva real necesita suelos ricos y con un alto porcentaje de nitrógeno. Al ser una planta que alcanza más de 2 metros de altura suele cultivarse junto a las vallas o la casa y detrás de los macizos florales.

Ya sólo habrá que procurar mantener un buen grado de humedad y veremos cómo prospera rápidamente la malva real en unas pocas semanas. Es una planta bastante rústica que no precisa mucho mantenimiento. Si florece durante el primer año es posible que los tallos se venzan un poco y tengamos que recalzarlos.

Tras la floración se forman unas cabezuelas que contienen las semillas. Si queremos recoger las semillas habremos de esperar a que se sequen en la planta. Entonces será el momento de recolectar las cabezuelas o botones y las guardamos en bolsas de papel.

Aquí las dejaremos hasta unos días hasta que acaben de secarse del todo. Será el momento de extraer las semillas separándolas de las cabezuelas. Prepararemos ahora unas toallas de papel sobre una mesa o cualquier otra superficie plana. Iremos vaciando el contenido de las cabezuelas sobre las toallas de papel.

Dispondremos las semillas separadas sobre la toalla de papel y eliminaremos las pajas y demás restos de las cabezuelas. Los restos no sólo pueden retener humedad sino que también pueden estar contaminados por hongos y virus. Colocaremos las semillas sobre una superficie plana y en un lugar seco durante una semana aproximadamente.

Una vez tengamos las semillas bien secas las guardaremos en tarros de cristal. Podemos envolverlas en varios paquetes de papel según nuestras necesidades. Hay quien usa bolsitas de gel de sílice para que absorba la humedad. El mismo trabajo hará una cucharada de leche en polvo envuelta en una servilleta de papel y colocada dentro del tarro. Estos tarros con las semillas de malva real podemos guardarlos en el frigorífico o incluso en el congelador. Podremos guardarlas hasta nueve años aunque la tasa de germinación va disminuyendo con el tiempo.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share