Guía de Jardinería

Cuidados y mantenimiento de un topiario decorativo Artículo Publicado el 28.08.2017 por Javi

Los topiarios son un elemento decorativo de primer orden. Un ornamento que puede darle a tu entrada o a cualquier rincón de tu jardín un sensacional aire clásico y tradicional. Te permiten jugar con las líneas y siempre son un punto de atracción muy importante para la mirada de nuestros visitantes. Vamos a ver, en esta ocasión, ya no cómo formarlos sino cómo mantener un topiario que ya hayamos adquirido preformado en nuestro centro de jardinería.

Aquí vemos un par de topiarios en espiral que como podemos apreciar quedan genial en la entrada de esta casa de estilo tradicional. Tradicional pero con un toque moderno como nos indica esa bonita puerta verde.

En nuestro centro de jardinería habitual seguramente podremos encontrar ejemplares como los que vemos arriba que nos permitirán iniciarnos con garantías en el mundo de los topiarios. Antes de continuar querría hacer una aclaración, los topiarios son un poco como las mascotas y si no estás dispuesto o dispuesta a cuidarlos como corresponde pues es mejor no comprarlos. No es difícil mantener un topiario ya iniciado pero exige constancia y una vigilancia regular.

Aquí en este gif podemos apreciar cómo se hace, de forma muy acelerada, para darle forma a una pequeña plántula de enebro. Aunque pueda parecer que se retuerce el tronco en realidad no es así. El tronco si os fijáis veréis que está recto como en cualquier ejemplar de este arbusto. Son las ramas las que se van podando para crear esa espiral.

Bien, vamos a empezar por el principio. Ya hemos comprado nuestro ejemplar y hemos de trasplantarlo. Para ello lo sacaremos de la maceta en que viene y seguramente habremos tenido que regarlo un poco para que salga bien el cepellón. Con un cuchillo o una herramienta similar iremos aflojando las raíces para que se suelten.

Lo podemos plantar directamente en el suelo o en la maceta que tengamos preparada para ello. Siempre lo cubriremos de tierra o sustrato hasta el nivel que tenía en la maceta que traía del vivero. El tamaño de la maceta nueva debe ser de un diámetro igual a 1/3 de la altura del arbusto.

El riego es fundamental para mantener en condiciones a nuestro topiario. Le daremos el agua que precise, sin excesos ni carencias, dependiendo del tipo de arbusto de que se trate. Por lo general las especies más usadas en topiaria son el enebro, el ciprés, el mirto y la eugenia (dos mirtáceas), el boj, el romero y el acebo.

Para asegurarnos un buen drenaje en nuestras macetas podemos practicar más orificios de drenaje o ampliar los que traiga. Después colocaremos un poco de geotextil para evitar que vaya escurriendo sustrato cada vez que reguemos nuestros topiarios.

Un topiario como el que nos ocupa necesitará 4 podas al año. En las demás especies será más o menos igual. La primera poda es la de primavera cuando los brotes nuevos midan varios centímetros. Después a principios del verano igual. A finales del verano podaremos otra vez si el crecimiento ha sido importante. Y por último en otoño realizaremos la última poda cara al descanso invernal.

En realidad podemos podar en cualquier momento del año si vemos que las ramas han crecido más de 2-3 cm. Unas buenas tijeras, como las que se ven aquí, afiladas y ligeras son la herramienta ideal para mantener nuestro topiario. Y recuerda que cuanta mayor constancia en la poda de nuestro topiario más fácil nos resultará mantener la forma. Si crecen las ramas de forma desmedida será bastante más complicado volver a la forma original.

Aquí tenemos un buen ejemplo de antes y después. Como vemos se trata de hacer una poda muy ligera que apenas se nota pero que es fundamental. Nos evitaremos problemas y nos sentiremos la mar de orgullosos/as de nuestros topiarios.

Podemos ver aquí que la mayoría de los recortes son de brotes muy tiernos. Simplemente hemos de mantener la forma del topiario y salvo alguna rama que crezca demasiado sólo cortaremos los brotes tiernos.

Siguiendo estos consejos y echando mano de un poco de sentido común podremos mantener durante mucho tiempo a nuestro topiario en perfectas condiciones.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share