Guía de Jardinería

Conozcamos a la Zebrina Artículo Publicado el 19.01.2018 por Flavia

La Zebrina es un género de enredaderas perennes perteneciente a la familia de las Commelinaceae. Este grupo de plantas carnosas es cercano a las Tradecantias e incluso muchos botánicos creen que ambos grupos se fundieron en uno porque son muy similares. Es de rápido crecimiento, por lo que debería colocarse en una cesta colgante. Una de las especies más populares es la Zebrina pendula que posee hojas rayadas de color verde y plata con forma ovalada y puntiaguda, aunque hay diversas variedades que pueden encontrarse en numerosos colores: rosa, crema, púrpura, bronce, etcétera. Continúa leyendo para conocer los cuidados y modo de propagación de la Zebrina.

Zebrina pendula

¿Cómo cuidar la Zebrina durante todo el año?

Cuando llegue la primavera, trasplanta la Zebrina a una maceta más grande si las raíces han llenado la anterior; si quieres embellecer tu jardín, planta varios esquejes juntos en una maceta o en una cesta colgante y asegúrate de utilizar mucho material de drenaje bajo el compost.

Si no deseas que tu planta crezca demasiado, entonces tendrás que reemplazar unos 2.5 cm del compost de la superficie por otro nuevo. Si percibes que los tallos quedan desnudos, el vez de plantar o cambiar la tierra, cultiva plantas nuevas todos los años a partir de esquejes.

Si los tallos estuvieran desordenados o sus hojas fueran solamente verdes, poda la Zebrina en cualquier época del año y mantén los tallos trepadores a una longitud de 30cmm como máximo.

Riega la planta regularmente y agrega un líquido fertilizante al agua cada 15 días. La temperatura ideal es de 21 °C y, aunque puede tolerar situaciones sombrías, la luminosidad indirecta le ayudará a mantener el buen color de sus hojas. Si hace demasiado calor en verano, lleva la planta al aire libre, pero colócala en una zona a la sombra.

La Zebrina puede tolerar temperaturas bajas, pero nunca deberán descender por debajo de los 7 °C. Además, tiene que estar apartada de las corrientes frías. Disminuye el riesgo, pero sin permitir que el compost se seque por completo.

¿Cómo propagar la Zebrina?

Corta un trozo del tallo de 8 cm de largo en primavera. Córtalos justo por debajo de un nudo y elimina las hojas de los 2.5 cm inferiores del tallo. Plántalos en una maceta con un compost bien drenado hasta las hojas inferiores. Puedes utilizar partes iguales de arena gruesa y compost. Mantén los esquejes a 21 °C bajo una luz indirecta y cuando se formen hojas nuevas planta los esquejes a 5 cm de distancia unos de otros.

Ten en cuenta que aunque la Zebrina puede sobrevivir sin demasiados cuidados, si la colocas en un sitio muy sombrío, se marchitará rápidamente y perderá su color; arranca los tallos verdes y corta aquellos que se encuentren en mal estado. Si la planta es muy vieja, toma un par de esquejes y deséchala.

A la hora de comprar una Zebrina, busca tallos lindos con mucho colorido y sin hojas marchitas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 20.01.2018 a las 00:44

    Muy buenos todos los articulos,

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share