Guía de Jardinería

Cuidados de la Hypoestes Artículo Publicado el 09.04.2018 por Flavia

La Hypoestes es un género de arbustos perennes que se cultivan preferentemente por sus atractivas hojas. Hay pocas especies adaptadas para cultivar en el interior de la casa, siendo la sanguinolenta la más popular por sus atractivas hojas moteadas en tonalidades rosadas.

Cuidados de la Hypoestes

Como cuidar la Hypoestes

Al comenzar la primavera cambia la planta de maceta todos los años haciendo uso de un buen compost y trasladando la planta a una maceta mucho más amplia si las raíces están muy tupidas. Recuerda que la temperatura ideal en verano es de 21 °C pero se puede elevar sin que la planta sufra ningún tipo de daño. Durante la primavera y el verano, riega el compost para que se mantenga húmedo y cada tres semanas utiliza un fertilizante líquido.

Las flores suelen aparecer en verano y a menos que las encuentras atractivas, tendrás que pinzarlas, dado que privarán de alimento a las hojas. A la Hypoestes no le agradan las temperaturas bajas ni tampoco las corrientes de aire frío. Por tanto, en otoño e invierno no permitas que la temperatura descienda de los 15 °C y recuerda que el compost jamás se debe secar por completo. Tu planta disfrutará ser rociada regularmente.

Reproducción

En cuanto llegue la primavera toma esquejes de 8 cm de largo de las puntas de los tallos e implanta el extremo en un recipiente con compost mezclado con un poco de arena gruesa. Pon la maceta en un propagador o dentro de una bolsa de plástico y mantén la temperatura alrededor de los 21 °C en un sitio umbrío. Mantén el compost húmedo, pero no anegado. Una vez que se haya hecho visible el crecimiento, planta los esquejes de forma individual o, si lo que deseas es conseguir un follaje denso, planta más esquejes con raíces en un mismo recipiente con una distancia de 15 cm entre cada uno de ellos.

Problemas de la Hypoestes

Si las hojas de la Hypoestes perdieran su dibujo, tendrás que proporcionarle a la planta mucha más luz. Las hojas mustias son signos de exceso de frío o escasez de agua; cuida la Hypoestes de las corrientes de aire y bríndale más agua. Por otra parte, las cochinillas pueden hacerse presentes en las hojas de la Hypoestes; elimínalas con un pincel embebido en alcohol etílico.

Compra siempre una planta pequeña, pues esta se adaptará rápidamente al cambio. Asegúrate de que la planta tenga hojas jóvenes y que todas se encuentren saludables.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share